Agua y Mindfulness para 1000 niños en Senegal
Mágico vivir

Agua y Mindfulness para 1000 niños en Senegal

By on 13 August, 2012

Hace tan sólo hace cuarenta y ocho horas que salí del aeropuerto de Dakar con destino Madrid.

Atrás quedaban días de fuertes experiencias en el corazón de Senegal con tres compañeros de la Fundación, Delara, Miguel y Nova. Un pequeño grupo no exento de sentimientos entremezclados de misión y aventura.

-“¡Pero estás loco!”-, me dijeron múltiples personas cuando inocentemente comentaba: –“Nos vamos a Senegal. Nos hemos embarcado en un proyecto que huele  muy auténtico”, solía responder.

-“¿A qué?”, me decían. “Con la cantidad de enfermedades, mosquitos, y tanto calor… Y además, ¿qué se te ha perdido allí? Pues no hay ni sitios en el mundo para hacer cosas…””

En realidad sabía que tenían razón, pero eso no frenaba el impulso que me había invadido en las últimas semanas. Con los años he aprendido acerca de esa rara magia de la vida que a veces roza nuestro destino. Me refiero a esa intuición que tienen aquellos proyectos que tocan el corazón.

Mi amigo Javier Cebrián ya me había hablado de sus apoyos a la perforación de pozos de agua en Senegal, un agua que si les facilitábamos el hacerla brotar, podía cambiar la vida de toda una comunidad senegalesa.

Pues bien, aunque en su momento consideré esa información, no le había dado más importancia. En realidad pensaba que había muchas cosas que hacer para mejorar el mundo, pero esa precisamente, no estaba en mi camino. Sin embargo, pasados los años y en las vueltas que da la vida, constituí una Fundación. Sentía que de esta forma, asumía la responsabilidad social del proyecto de la Escuela Transpersonal.

Y finalmente, hace seis meses nacía la joven entidad sin ánimo de lucro en compañía de mi amiga Delara y otras 4 personas.  Y con ella nacían proyectos que ensanchaban nuestra alma.

En realidad conspirábamos por un mundo mejor, un mundo que no solo celebrase la cultura del silencio con todas sus benéficas consecuencias, sino que asimismo sembrase las claves de una mente cooperativa y despierta, una mente capaz de dejar atrás el viejo paradigma de la ansiedad adquisitiva.

Aquella Fundación, pensábamos que serviría para canalizar nuestros sueños de mejorar el mundo. Sentíamos que aunque nuestra cuota de aportación fuese todavía muy humilde, algo en nosotros quería vivirse como agentes del cambio, un cambio global que intuíamos y por el que cada día trabajábamos. Fue entonces cuando nacieron un conjunto de proyectos, entre los cuales se hallaba el de aquellos pozos de Senegal.

Nuestro entusiasmo fue creciendo conforme mirábamos cada día un poco más lo que realmente sucedía en África. Así que tras contactar con Charity Water y sus colaboradores de Peace Corp, pusimos rumbo a Senegal, para de verdad, allí in situ y sin intermediarios, ver qué había detrás de esta posible contribución.

¿Qué vimos allí?

Nos llevó varios días encontrar lo que nos impresionaría profundamente. A nueve horas de coche de Dakar, y en el entorno de Toubacouta, un voluntario de Peace Corp, alguien a quien no exageraría si dijese que es lo más parecido a un ángel, nos condujo a una escuela rural en donde 1.000 niños recibían educación.

¡¡¡Asombroso!!! El problema de aquellos niños no era que tuviesen sus viejos pupitres desvencijados y careciesen casi de asientos, no, el problema más gordo era que no podían beber agua ni lavarse porque carecían de ella. Y para qué hablar de cuando tenían que hacer sus necesidades… pronto nos dimos cuenta de que tan solo el haber llegado hasta este lugar y haber decidido financiar la perforación de ese pozo, justificaba toda aquella locura que nos había hecho desoír tantas voces sensatas.

Agua y Mindfulness para 1000 niños en SenegalPero si a esto añadimos, que entre el variado cuadro de profesores descubrimos a otro ser señalado por la grandeza humana, el proyecto se fue de pronto ampliando. Se trataba de Alphaba, un joven de veinte y pocos años que recibió instrucción y valores de un español, al parecer sabio y desconocido, que murió al pie del cañón en aquellas tierras. Aquel viajero impartió un mentorización que no solo había enriquecido la parte intelectual de Alphaba, sino que también había suscitado valores, belleza y refinamiento en su persona que no puedo menos que honrar.

Alphaba captaba que aquellos niños no sólo necesitaban agua, sino también de ejercicios y prácticas que los desarrollasen como personas. Alphaba sentía, según sus claras explicaciones, que aquellos niños no desplegaban sus potenciales como seres inteligentes. Nos decía asimismo que en el corazón de sus compañeros profesores, había una enorme inquietud de ofrecer un algo más que no sabían ni qué, ni cómo.

Allí fue cuando sentimos aroma a destino. Nuestra Fundación está precisamente impartiendo mindfulness en colegios españoles, y además la Escuela Transpersonal está asimismo abordando la formación de profesores, precisamente en este campo.

Agua y Mindfulness para 1000 niños en Senegal“¿Qué es el mindfulness?” -, preguntó Alphaba.

Respondí que se trataba de un conjunto de prácticas orientadas al entrenamiento de la atención consciente y al crecimiento en el “darse cuenta”. Se mostró muy interesado y preguntó más…

“Se trata de un darse cuenta, no sólo de aquello que sentimos y pensamos en cada momento, sino también del cómo funciona esa herramienta llamada “mente pensante”, una herramienta que desgraciadamente viene sin libro de instrucciones en el kit de fabricación y tardamos muchos años en conocerla y comprender. Todo nuestro programa es pura vivencia práctica…”

No tardamos mucho en invitar a Alphaba a venir a España para asistir a los cursos de formación de profesores de “mindfulness para niños”.

Estaba naciendo el Proyecto integral de desarrollo en Senegal:

“Agua y mindfulness para 1.000 niños”.

Agua y Mindfulness para 1000 niños en SenegalPues bien, una vez cumplido el objetivo que nos había llevado hasta allí, nos fuimos adentrando en el cómo era aquella comunidad rural, una comunidad que a dos horas de camino, vivía en total carencia de colchones, ropa o cosas, y sin embargo no faltaba la sonrisa, los sentimientos refinados de cooperación en su comunidad y la alegría infinita de esos niños de cara oscura y ojos brillantes.

Los sentimientos vividos en aquella región, dejaron atrás las pastillas contra la malaria, las carreteras de interminables baches, el calor sofocante y húmedo, los mosquitos, los baños de repelentes y el sudor.

Allí compartimos horas de vida comunitaria en las que no hay cosas, pero sí hay abuelas que cocinan arroz para muchos niños con esa chispeante alegría que tienen todos los seres inocentes de la Tierra.

TAGS
RELATED POSTS
0 Comments
  1. Reply

    Leonor

    14 August, 2012

    A medida que iba leyendo el articulo, la piel se iba erizando , mi corazón iba dando saltos y aunque no lo veo, siento los ojos brillantes por la emoción sentida.
    Cuando terminé los estudios de enfermería (en 1980, hace un siglo) estaba preparando las cosas para irme a Malabo (a una misión española, donde necesitaban todas las manos del mundo); yo tenia 20 años, muchas ganas de trabajar y una gran inquietud por la aventura.
    En aquellos momentos, yo si escuché a los que me hablaban de las penurias por las que iba a pasar y sobre todo lo mal que lo iban a llevar mis seres queridos (¡quizás no volviese a ver con vida a mi padre que llevaba enfermo muchos años y que tambien me necesitaba!).
    Todo me llevó a quedarme aqui.
    Aunque no he pisado territorio africano. Africa va en mi (la unión a la Tierra, los tambores, el coraje de sus habitantes para sobrevivir)
    Gracias por compartir vuestra vivencia
    ¿Como puedo colaborar en el proyecto?

  2. Reply

    Leonor

    15 August, 2012

    Leer el articulo me ha trasladado a una situación similar, ocurrida hace 30 años (escenario: Malavo, papel: enfermera en una misión española); los mosquitos y la grave enfermedad de mi padre me hicieron desistir. No me arrepiento, ya que fue la decisión más acertada en ese momento y ademas, Africa está en mi, aunque no la halla pisado.
    ¿Como colaboro con vosotros?

  3. Reply

    Marta Pretus Real

    15 August, 2012

    Enhorabuena!!! En realidad solo puedo ayudar desde el silencio pues aquí, mi entorno, no me deja tomar decisiones…dicen que antes de ayudar al prójimo…me ayude a mi misma; a mi propia “locura” .Que arregle mi situación familiar antes de expandirme. Pero es que hay cosas que no dependen solo de mi…

  4. Reply

    Cristina del pozo

    15 August, 2012

    Ayer leí el capítulo de China de tu libro: hablo de ti. Y me resultó muy curioso y clarificados ver los estadios por los que pasa la sociedad, al igual que el hombre, en su evolución. Y al ver vuestro trabajo en Senegal, en África, la cuna del hombre, sería maravilloso que el renacimiento del hombre como ser transpersonal, surgiese también el África.
    Os deseo todo lo mejor.

  5. Reply

    Juan Francisco de Blas Carbonero

    15 August, 2012

    Hola José María,gratamente veo que los impulsos marcan tú vida, cuabdo decidiste realizar Kay Zen y ahora este fantastico proyecto.
    Las personas enfocamos nuestra sensibilidad según las propias experiencias y me pregunto ¿que pasaria en nuestra sociedad? si un dia abrieramos el grifo del agua y nada, simplemente no hay más agua, quisieramos encender el aire acondicionado y tampoco pudieramos por falta de energia eléctrica, no por no haber pagado el correspondiente recibo si no porque el Estado no pudiera subministrar más, por falta de recursos, sin hablar de los carburantes.
    Pero cuando no tienes nada, algo te parece mucho y a más sin esperar modeda de cambio, es algo tan incomprensible en nuestra sociedad que no me estaña que te tachen de escentrico o algo peor.
    En contra de esas opiniones digo ¡Bravo! ya que despues de leer atentamente tu testimonio me invade la alegria al ver que todavia queda humanidad y Grandes personas que sin titulo nobiliario ni politico, se embarcan en proyectos dignos de la más magestuosa Corona de Laureles.
    José María, aunque te hayan picado los mosquitos, te asediase la malaria y mil peligros más, mil vocecitas te han dicho simplemente ¡gracias!
    Un sincero saludo

  6. Reply

    Pilar Luna

    19 August, 2012

    Felices Sueños,

    En estos momentos la práctica de mindfullness me parece una herramienta de primera necesidad en cualquier situación, siento y creo que cuanto más se pueda extender esta práctica mayor bien estamos ofreciendo a todo y a todos. Me parece muy certero juntar esta práctica con el conocimiento de como funciona la mente. Dios quiera que esta semilla que habéis plantado en Senegal se contagie a cuantas más mentes y situaciones mejor. Por mi parte tengo toda la intención de formar parte de este ofrecimiento, si ya estaba interesada en la formación de Consultor en Mindfullness ahora me llama aún más, Gracias.

LEAVE A COMMENT

JOSÉ MARÍA DORIA
ESCRITOR Y PSICOTERAPEUTA

Presidente-Fundador de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal y la Fundación para la Educación y el Desarrollo Transpersonal.

Suscríbete
¡Recibe los últimos artículos en tu email y las novedades de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal!
Calendario de Eventos
« October 2017 » loading...
M T W T F S S
25
26
27
28
29
30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3
4
5
Archives
Próximos Eventos

There are no upcoming events at this time.

ARTÍCULOS RECIENTES
VISITA MI FACEBOOK
PÁGINAS AMIGAS