Nacimiento de una nueva era: Ola de Conciencia
Claves de Mindfulness y Meditación Transpersonal

Claves de Mindfulness y Meditación Transpersonal (1)

By on 20 August, 2012

1. Ante la gran crisis del mundo actual, nos preguntamos qué significado puede tener la depresión económica y qué es lo que realmente sucede.

Sucede que la Humanidad no cesa de crecer y transformarse. Un proceso natural que mediante ciclos ininterrumpidos, nos moviliza de forma sostenida al desprendimiento de lo viejo y al consiguiente nacimiento de lo nuevo.

Y tal vez lo que realmente ocurre entre líneas es que el modelo sociocultural que hasta ahora nos ha tocado vivir y que durante sus correspondientes ciclos funcionó, ya no es útil. Y eso significa que asistimos a una íntima deconstrucción de lo anterior que nos sitúa entre dos fuerzas contradictorias. Por una parte, la resistencia al cambio que tiende a conservar lo que anteriormente constituía y por otra, la energía de lo nuevo que puja por emerger y que inexorable avanza hacia el encuentro con su forma.

La situación que vive la actual civilización en este siglo XXI, podría asemejarse al momento en el que el trapecista se ve avocado a soltar el trapecio al que se asía, y que  tras abrir sus manos y dejarlo partir, vive un inquietante lapsus en el aire, ante la aparición del nuevo trapecio que no ha llegado aún.

Así también asoma el nuevo trapecio para muchas personas que han pasado por la deconstrucción del viejo paradigma y sus vidas están sometidas a un cambio similar al de una revolución… La revolución de la conciencia.

2. ¿Acaso para evolucionar es necesario el sufrimiento que en estos momentos, enfrenta a tantas personas con la pérdida y la incertidumbre?

El dolor es natural como lo pueda ser su opuesto el placer, y por tanto acompaña a muchas manifestaciones de la vida. Sin embargo el “sufrimiento” es algo que puede y debe erradicarse. En realidad puede decirse que el sufrimiento, aunque pueda parecer osado, no deja de ser una “incompetencia”.

En realidad el sufrimiento tiene relación no sólo con la dramatización y resistencias que desencadenamos en torno al dolor de nuestras pérdidas, sino también con el grado de aceptación y capacidad de reinventarnos en el gran fluir con lo que sucede. En este sentido puede decirse que cuanto mayor es el grado de identificación con lo que “se va”, mayor es el quebranto emocional que se produce en el tránsito.

Lo que sí parece claro es que vivimos en un Universo en expansión y que la vida es cambio constante, una realidad que constata la impermanencia de todos los fenómenos, incluidos nuestros pensamientos, emociones y creencias.

En este sentido, el cambiar y crecer sin sufrimiento es lo que experimenta cada vez un mayor número de personas que se cultivan de forma integral. Es decir, personas que logran mantener un estado de atención y presencia constante.

3. ¿Acaso tras las tres Olas: agrícola, industrial e informática, asistimos al nacimiento de una nueva?

A poco que observemos, comprobaremos que nos encontramos en una nueva etapa evolutiva de integración y “salto”. Y esa es la noticia. El mundo está siendo testigo de la emergencia de un nuevo paradigma que tendrá repercusión en todas las áreas de la vida humana. Y por lo que muchas personas vamos comprendiendo, sentimos que se trata de la Ola de la Conciencia.

Esta Ola comienza a manifestarse en un porcentaje de seres humanos que aunque todavía es reducido, sin embargo crece a velocidad vertiginosa. Se trata de individuos que tras pasar por procesos personales de deconstrucción y posterior búsqueda de una realidad más profunda, devienen progresivamente autoconscientes. Tales personas no tardan en desplegar un nivel de atención despierta que induce cambios en sus procesos pensantes, al tiempo que les permite un mejor fluir en la creatividad y la presencia.

En realidad la Ola de la Conciencia se manifiesta en la sintonía entre seres que tras adentrar su mirada y profundizar en sus propios procesos, devienen conscientes de sí mismos con la consiguiente neuroplasticidad cerebral que tal enfoque desencadena. Los seres humanos sintonizados en este proceso de autodescubrimiento, se reconocen en su identidad esencial como seres integrales y trascendentes. Se trata de personas que trabajan en el autodescubrimiento y su maduración emocional, sintiéndose a la vez “parte y todo” en un universo translógico; un universo en el que viven y sirven desde la coherencia cardíaca y los niveles más profundos de su potencial.

A otro nivel podría decirse que esta Ola de la Conciencia, tiene que ver con el despliegue evolutivo de un amor cooperativo y universal que fundamenta la vida. Un estado de amor que yendo más allá del sentimiento y las emociones, brota y se constituye desde la identidad esencial que tiende a florecer en todo ser humano.

4. ¿Cómo se desarrolla la facultad de la atención y la vivencia del ahora?

Una de las prácticas más reconocidas y eficaces en esta expansión de la consciencia es el entrenamiento en mindfulness y meditación. Un término que la mayor parte de las personas todavía asocian con una atmósfera de orientalismo en términos religiosos tales como: budismo, vipassana, zen, yoga… y que actualmente, bajo el mencionado término meditación, mindfulness o “atención plena”, aparece en la sociedad de una manera laica, aséptica y transdoctrinal.

En realidad, el meditar en sí como tal, no conlleva creencias religiosas, por lo que es practicado por cualquier persona bien sea creyente o no creyente. Es por ello que infinidad de católicos, budistas, islamistas, hinduistas… mediante la práctica meditativa amplían y profundizan en su mirada, al tiempo que expanden su consciencia. Y sin duda esta capacidad que abraza toda creencia permite el flujo de la atención hacia cualquier tipo de proceso interno, sin preferencia, juicio y con gran amor y respeto.

El verbo “meditar”, aunque se utiliza comúnmente como actividad reflexiva mediante frases comunes como: “Voy a meditar este asunto unos días, y te diré algo…”, nada tiene que ver con un proceso analítico y pensante al que parece referirse el sentido de dicha frase, sino que más bien es una práctica contemplativa que conlleva observación y el consiguiente aquietamiento de la corriente mental como puente a una dimensión transpersonal más allá del pensamiento.

5. Cuesta creer que en algo que está  más allá del pensamiento puedan hallarse las soluciones a los problemas que el mundo padece.

Lo que sí está claro es que el “genio de la botella” poco o nada tiene que ver con la esfera del pensamiento. La aparición de la genialidad con sus interesantes consecuencias innovadoras no deviene del proceso pensante, aunque este nivel racional posteriormente añada sus ideas y parámetros. Sin embargo eso no lo confunde con el súbito relámpago de comprensión e intuición surgido de la mano de nuestra inteligencia cardíaca. De ahí se derivará su futura utilidad práctica.

Por otra parte, ¿acaso el amor como actitud de ofrecimiento y servicio indiscriminado a la vida, no es algo que se manifiesta desde una dimensión más allá del pensamiento?

6. ¿Qué es eso de la inteligencia cardíaca?

Es una inteligencia que nace desde el propio corazón. La moderna neurocardiología señala que este órgano, lejos de ser tan sólo un músculo como hasta ahora se creía, contiene un 60% de células nerviosas o neuronas. Un aspecto que lo convierte en centro de inteligencia que sabe, siente y responde con independencia de la cabeza.

Si a esto añadimos que su campo electromagnético es cien veces más intenso que el del neocortex y que tiene la función intuitiva e integradora a su cargo, llegamos a la conclusión de que vivir en sintonía con esta inteligencia que, a su vez sintoniza con los órganos del cuerpo y el sistema nervioso tricerebrado, supone vivirnos en coherencia cardíaca. Es decir, un estado de alta energía que se manifiesta fluido, compasivo y consciente.

7. Entonces, ¿de qué clase de amor estamos hablando cuando se menciona el estado de coherencia cardíaca?

Desde luego que no se trata de ese amor o contrato psicológico que establecemos con otros para la satisfacción de nuestros intereses, por sutiles que éstos lleguen a ser. La idea de amor que comúnmente manejamos, suele llevar aparejada atracción, admiración, preferencia, evaluación y finalmente algún tipo de satisfacción o beneficio implícito.

El amor que por el contrario brota desde el corazón, por ejemplo en la práctica meditativa, es profundo y va más allá del “otro” y de sus posibles cualidades. Se trata de un amor que como estado de conciencia late desde la identidad esencial. Un amor que trascendiendo el sentimiento y la emoción, (aunque estos sean tan elevados como la ternura) abraza compasiva e incondicionalmente a toda forma de vida. En realidad es una dimensión de amor-consciencia que se manifiesta universal desde un sentir que brotando del corazón, sirve al propósito de lo profundo e inunda de belleza y sentido.

No es precisamente el amor que “tenemos” sino más bien el amor que “somos”. Un amor que es y no “necesita” de la existencia del “otro” para manifestarse, porque en sí mismo, es conciencia de unidad.

TAGS
RELATED POSTS
0 Comments
  1. Reply

    Leticia Rodriguez crespo

    5 September, 2012

    Es un largo proceso para llegar del ” tener amor”, a ” ser amor” ya que prcisamente se trasciende el que alguien me quiera para ser feliz, a sentirme feliz conmigo misma y poder amar al otro.
    Para mi fue un proceso doloroso el despojarme de todos mis egos y poder disfrutar de todo lo existente, y poder darme al otro sin condicion; solo por el placer de dar y compartir.

    Un Abrazo y saludos todos

LEAVE A COMMENT

JOSÉ MARÍA DORIA
ESCRITOR Y PSICOTERAPEUTA

Presidente-Fundador de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal y la Fundación para la Educación y el Desarrollo Transpersonal.

Suscríbete
¡Recibe los últimos artículos en tu email y las novedades de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal!
Calendario de Eventos
« November 2017 » loading...
M T W T F S S
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3
Archives
Próximos Eventos

There are no upcoming events at this time.

ARTÍCULOS RECIENTES
VISITA MI FACEBOOK
PÁGINAS AMIGAS