Consulta Transpersonal febrero 2015 - 2
Tomando un café contigo

Consultas Transpersonales Febrero 2015 (2)

By on 8 March, 2015

Consulta Javier:

He apostado por un cambio de vida… ¿Me estaré volviendo loco?

Hola,

En primer lugar quisiera agradeceros la oportunidad que nos brindáis a todos.

Soy una persona abierta, con facilidad de hacer amigos y a la que le gustan los retos.

Tanto a nivel sentimental como profesional/económico mi vida ha sido un constante fluctuar. He pasado de un plumazo de estar en una situación económica preocupante, a tener una situación holgada, y de la misma manera la situación ha retornado al principio con la misma facilidad. En cuanto a las relaciones sentimentales, en los peores momentos económicos he conocido a las mejores parejas y al llegar a una nueva situación llamémosla boyante, la relación con esa pareja deja de fluir. Sé que no es por el hecho de disponer de más medios, pues mi actitud frente al dinero ha sido la misma tanto en una situación como en la otra.

Hace aproximadamente un año decidí dejar el oficio al que me he dedicado toda la vida y que viene heredado de mi padre. Siempre me ha gustado, pero dejó de motivarme… Ahora me estoy dedicando a otra cosa que no tiene ninguna relación con lo anterior, pero que me apetece mucho más.  Para que los cambios sean completos, me mudé de mi ciudad natal, donde he vivido toda la vida, donde está mi familia y mis amigos…, al lugar en el que veraneo desde hace muchos años y en el que siempre me sentí a gusto.

Pues ahora estoy en esta situación: recién llegado a un gremio que casi no conozco; empezando un negocio que va despacio; en un lugar que, aunque conocido, también es nuevo en cierta manera; con dificultades económicas; con mi gente lejos… Pero contento.

¿Me estaré volviendo loco y metiendo en un lío mayor del que ya estoy metido?

Gracias por leerme.

Querido Javier,

El tren de nuestra vida tiene muchas estaciones y tú, mejor que nadie, sabes que cada estación suele presentarse de diferente forma en la economía, en el amor, en las alegrías y en las dificultades… y en muchos otros aspectos que constituyen nuestra aventura.

El camino iniciático que un día recorren algunas personas como tú, a menudo conlleva muchos contrastes y retos que “incorporan experiencias”; Y todo este equipaje, tarde o temprano, florece desde raíces profundas y copas bien altas.

Qué duda cabe que nuestras etapas de vida más “nómada” tienen su encanto. Son etapas en las que no deseamos aburrirnos con repeticiones y siempre emprendemos paisajes nuevos para desplegar habilidades y recursos. Pareciere que el diseño de nuestra vida fuese soltar todo el dibujo anterior, proceder de nuevo “resetearnos” y volver a emprender con renovada motivación otro laberinto de luces y sombras que llegado un día comprenderemos que nmo le faltó ni le sobró nada.

No importa si el aspecto de cada etapa o aventura fue de “éxito” o “fracaso”… en realidad a un nivel más profundo no hay ni éxitos ni fracasos, hay tan sólo experiencias, comprensiones y camino. Y tú bien sabes que cada persona tiene su particular modo de recorrer la vida, como si de un río se tratase. Todos los ríos son diferentes. El tuyo tiene la particularidad de vivenciar más curvas y paisajes en su recorrido hacia el mar.

No sabes lo bien lo que te comprendo. Mi propio río también ha tenido cambios constantes, con toda la incertidumbre que cada uno de ellos conllevaba. A nivel personal puedo decirte que llega un día en el que toda la experiencia diversa y variopinta de las “mil aventuras” un día atrás emprendidas, encuentra por fin su cometido nuclear y entonces bendecimos tanta búsqueda pasada que me permitió incorporar lo que hoy aparece como un plan preciso e inteligente.

No obstante conviene añadir que lo importante, como bien sabes, no es “lo que” vivimos, sino “cómo y desde dónde” lo vivimos. Es por ello que conviene cuidar tu tono emocional mientras recorres esta aventura en tu nuevo lugar de residencia; y poco a poco construirte una buena red de amigos con vínculos genuinos que hagan tu camino más mullido.

Por último, te diré que los errores, pocos o numerosos, cuando son convertidos en experiencia se convierten en los grandes “maestros” de nuestra existencia. Recordemos que si llega un día en el que hay que reemprender el vuelo y volver a reinventarnos, que así sea; si, por el contrario, nos enraizamos y forjamos buenos vínculos humanos, lo más probable es que nuestra vida se asiente y desde una nueva estabilidad interna y externa, convoquemos mayor prosperidad y profundo bienestar.

Un gran abrazo,
José María Doria

Consulta Ana:

Necesito encontrar mi camino.

Bom dia,
Creio que compreende português, pelo que será como irá esta mensagem, até porque será menos difícil expor tudo o que me angustia…

Cheguei, definitivamente, a um momento de viragem obrigatória, tenho andado anos e anos a escorregar pelo poço abaixo e a patinar no lodo… mas viro-me para onde?como?

Cresci numa família boa mas um pouco disfuncional… os meus pais viviam separados mas na mesma casa, eu tinha uma relação muito forte e cúmplice com a minha mãe (que abdicou da vida profissional para cuidar dos 4 filhos, eu sou a mais nova…). Com o meu pai não tinha quase qualquer relação, ele trabalhava muito (presidente de uma empresa multinacional), via-o pouco e apesar de a minha mãe o ir pondo a par das nossas etapas e conquistas, ele nunca sabia de nada… nunca sabia que idade tínhamos ao certo, em que ano da universidade andávamos…

A minha irmã do meio foi uma adolescente extremamente problemática (dos 13 aos 24 anos), muito agressiva e descontrolada, eu e os meus irmãos éramos vítimas de Sibling Bullyng, o rapaz que era o mais velho acabava por ignorá-la, a minha irmã mais velha acabou por sair de casa aos 18 anos (tinha eu 9 anos), acabou por sobrar para mim e para a minha mãe. Eu impedi, por duas vezes, a minha mãe de telefonar para o 112 para a virem buscar… hoje acho que fiz bem!

Nas férias de verão, do meu 3.º para o 4.º ano de faculdade (tinha 20 anos – 1996) a minha mãe morreu num acidente de carro. Eu fiz o 4.º ano, menos a disciplina principal do curso e acabei por andar meio perdida…

Em 1999 caí numa depressão profunda… vivia em casa com o meu pai e a minha irmã do meio (que já estava uma pessoa ‘normal’), o meu pai nunca o via nem falava com ele, a minha irmã iria casar em 2000 e eu estava sem chão… Acabei por pedir ajuda médica, fiz tratamento e psicoterapia e fiquei em equilíbrio pouco consolidado. Entretanto eu e o meu pai fomo-nos aproximando aos poucos, mas em junho de 2000 saímos os 3 de casa. A minha irmã casou, o meu pai arranjou uma namorada e eu conheci um rapaz com o qual fui viver ao fim de 2 ou 3 meses.

Foi uma relação conturbada, fomos viver para o campo, vivíamos constantemente em picos emocionais… ou total felicidade ou infelicidade profunda, eu num dia era rainha no outro lixo, fui vítima de violência psicológica e saí lesada, ao fim de quase 3 anos, em €50 000 (dívidas, roubos, …)

No final de 2003 conheci uma outra pessoa e começamos a namorar. Este homem, é muito boa pessoa e companheiro mas sempre teve alguns problemas sexuais disfuncionais. A pesar de muitas dificuldades engravidei em 2011 (sei o dia exacto) e fomos pais em 2012. Nunca mais conseguimos ter uma relação sexual, desde que o bebé foi concebido e desde que nasceu que não dormimos na mesma cama.

O meu pai morreu (coração), em 2008, ao fim de 5 ou 6 anos de nos conhecermos de verdade e de começarmos a ter uma boa relação.

Eu até esta semana fui aguentando esta relação com o meu companheiro, por mim e pela minha filha, tive uma depressão pós-parto e perdi o meu irmão (AVC) no final do ano passado… cheguei a um ponto/limite que ou consigo dar a volta, ou caio de vez… mas sei que sou boa mãe e pela minha filha, e por mim, não posso cair!

Estou sem trabalho, não acabei o curso na totalidade (falta-me a tese e não a quero fazer), não sei qual o meu ‘dom’ e/ou caminho, tenho que o encontrar e segui-lo com brevidade… gostava de ser mãe outra vez mas o relógio está a esgotar-se (faço 40 anos este ano), pareço uma bússola a rodar o seu ponteiro a tentar encontrar e finalmente parar na indicação do norte

Peço desculpa pela tamanho do texto e obrigado.

Querida Ana,

Cuando el dolor que naturalmente nos trae la vida no es aceptado, es decir, nos resistimos a él y además dramatizamos su llegada, estamos añadiendo sufrimiento a ese mero dolor.

Bien sabes que es nuestra “gafa de mirar” la que colorea de bendición o maldición a aquello que nos sucede. Y en realidad, lo que nos sucede es aquello que la inteligencia de vida ha puesto en nuestro camino, único e irrepetible, para ser comprendido.

Podemos mirar atrás ignorando todos los momentos buenos y gozosos de nuestra vida, y seleccionar con cierto victimismo los más duros y difíciles. Desde luego que es muy comprensible que así lo hagamos, derramando sobre nuestra vida humana una gran compasión. Sin embargo, no debemos ignorar a qué responde nuestra particular selección tan sólo de acontecimientos dolorosos:

¿Está la botella medio llena o medio vacía?,

indagando en esta comprensión ensancharemos de confianza e incluso de sano entusiasmo lo que nos queda por delante. El hecho de mirar la botella y comprender que aquello que veamos reflejará lo que “somos”, entrenará nuestras competencias de inteligencia emocional.

Comprendamos que cuando todo se derrumba, y nuestra vida atraviesa una crisis tan profunda como la que en este momento puedas tú estar atravesando, conviene recordar que la salida está dentro. Y en este sentido, te recomiendo un retiro de silencio en el que permitirte un desprendimiento de lo que es secundario en tu vida; un retiro en el que dejar aflorar lo que es realmente esencial para tu Ser como persona en el mundo.

Caminamos con una gran “mochila de emociones” a veces no del todo resueltas o gestionadas. Llega un momento en el que tenemos que detenernos y apostar por un nivel de identidad más hondo que barra lo que está escondido debajo de las alfombras y que bien sabemos que no “huele” demasiado bien, aunque no se vea.

Si a esto añadimos que lo que realmente nos hace felices es servir al bienestar de los demás y convertirlo en sentido existencial, nuestra vida, con sus luces y sombras, habrá tenido sentido. Recuerda que los mejores terapeutas son “sanadores heridos”, seres que sin duda convierten el sufrimiento ocasionado por sus anteriores experiencias en una “fertilizante” empatía y compasión hacia otros seres que también atraviesan por vericuetos similares.

Lo más probable es que lleves latiendo en tu corazón a una buena terapeuta y que, al margen de tu profesión, merezca la pena que te formes en Terapia Transpersonal; sucederá que además de trabajar en tu propio crecimiento y maduración, disfrutarás sintiéndote profundamente útil a otros mediante acompañamientos terapéuticos que alivien sus vidas.

Un gran abrazo,
José María Doria

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT

JOSÉ MARÍA DORIA
ESCRITOR Y PSICOTERAPEUTA

Presidente-Fundador de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal y la Fundación para la Educación y el Desarrollo Transpersonal.

Suscríbete
¡Recibe los últimos artículos en tu email y las novedades de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal!
Calendario de Eventos
« December 2017 » loading...
M T W T F S S
27
28
29
30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Archives
Próximos Eventos

There are no upcoming events at this time.

ARTÍCULOS RECIENTES
VISITA MI FACEBOOK
PÁGINAS AMIGAS