Observando

La ola de la conciencia

By on 14 March, 2011

¿Cuántas personas pueden afirmarse realmente satisfechas con el actual modelo de vida?
¿Acaso alguien todavía ignora que como civilización estamos en crisis?
¿Cómo hacer una transición armoniosa, sin precipitar corrientes de cambio apocalípticas?

Tal vez para iniciar una reflexión en la dirección legítima, convenga actualizar la siguiente máxima: “Pensamos que cuando encontremos la solución a nuestros problemas, alcanzaremos la paz, cuando en realidad es abrazando la paz, cuando los problemas dejan de existir”.

El alcance metafórico de esta afirmación señala la dirección que muchos intuitivos del mundo están abordando para salir de un “más de lo mismo”, y ser capaces de soltar los viejos modos de resolver y lograr abrirse al formidable cambio que nos espera, tanto como civilización como Humanidad.

¿Cuál es el eje desde el que partir para vehiculizar ese cambio?

Tal vez el núcleo del mismo sea más sencillo de lo que parece, aunque quizás para muchos que no tengan vivencias asociadas, puede resultar un tanto abstracto. En realidad, si para resolver los problemas, hemos venido utilizando como centro de operaciones pensantes la compleja inteligencia que tantos años nos ha costado desarrollar, está ahora llegando el momento de trascender esta herramienta del hegemónico neocórtex, y abrirse a la inteligencia de lo profundo, que muchos hombres y mujeres evolucionarios ya expresan como fuente de inspiración.

Se trata de una inspiración de raíces intuitivas que aparece en estado de cierta vacuidad pensante, un estado en el que se deja espacio para que las soluciones del corazón broten, soluciones tan insospechadas como contundentes y transformadoras, soluciones que provienen directamente de un nivel más profundo de conciencia. Un nivel que sin duda, al ser más amplio y global que el periférico anterior, tiene en cuenta la dimensión colectiva o trans egoica, es decir el beneficio de todo ser vivo. Un aspecto clave que confirma lo armónico de su cualidad, al tiempo que hace realidad aquella máxima: “La mejor victoria es la que ganan todos”.

En el delicado momento socioeconómico actual, de lo que se trata es de indagar en las nuevas direcciones del cambio, procediendo a añadir otro nivel o potencial del ser humano, un nivel propio de la mente profunda que no opera precisamente mediante la acumulación digital de posibilidades y el consiguiente incremento del hardware, sino a través de la conexión directa con la Fuente o supraconciencia que es en realidad la que gestiona de manera holística el devenir de la llamada “creación”, una creación que se manifiesta a través de infinitas cadenas de terminales con diferentes niveles de autoconsciencia.

Para activar esta capacidad de acceder a lo profundo, convendrá apuntalar los primeros destellos laicos de una cultura del silencio, una cultura que abre las puertas de la contemplación como estado que trasciende al pensamiento dualista, y asimismo como apertura a la conexión inspiradora de la identidad esencial. Honremos esta naciente cultura de lo perenne, en este caso tan espiritual como agnóstica y metareligiosa, cultura que investiga los extraordinarios beneficios psicobiológicos de la atención plena.

Consideremos el proceso que siguió la actual civilización que tras la Ola Agrícola en la que florecieron los imperios, así como las grandes religiones y los clanes familiares para sembrar los campos, llegó la Ola Industrial que en el seno de sus fábricas liberaría a la mujer de la dependencia patriarcal, una mujer emergente que incluso embarazada de 8 meses, ganaría el mismo salario que un fornido operario con todas sus revolucionarias consecuencias. Más tarde llegó la Ola Informática con el fenómeno internet, que marcó la identidad de una nueva cultura. Nació el homo tecnológicus y junto a éste la actual civilización que nos sostiene, entre otras cosas porque los ordenadores de este complejo mundo binario, siguen hoy funcionando.

Pues bien, tras la cumbre de la racionalización dualista, la civilización asiste a un histórico momento en el que llega una nueva ola, la Ola de la Conciencia, una ola que conduce al adentro, a la vía directa con la Fuente, al plano de las causas, a la raíz de toda vivencia personal, a lo perenne y transpersonal que ha sobrevivido a ciclos y culturas.

La nueva Ola puede verse como una revolución de la conciencia, una revolución que como virus mutante de lucidez y adentramiento, va inoculando de esencialidad y discernimiento a unos escasos millones de individuos repartidos de forma singular en todos los países.

Mujeres y hombres anónimos que comienzan a precisar del silencio, de la soledad acompañada, de la autoindagación sostenida. Individuos que se hacen responsables de sus estados anímicos, seres que suspenden juicios y etiquetas hacia sus congéneres, y que actúan desde la Presencia del nivel numinoso, nivel cada día más abierto que los impele a expresar sus vidas desde un irrenunciable “desde dentro a fuera”.

De la información a la consciencia.

TAGS
RELATED POSTS
0 Comments
  1. Reply

    paco

    14 March, 2011

    …ya me callo.

  2. Reply

    Andres

    14 March, 2011

    Yo no veo aun en España ninguna ola de conciencia.Muchas personas aborregadas esperando que les den las cosas hechas.Pocas pegas a la clase politica, y nos aguantamos con todo lo que nos echen.La cosa va a peor.Mientras en Alemania y en otros paises estan en crecimiento.Y en otros paises como Egipto ha habido liberaciones.Aqui nada de nada

  3. Reply

    Leonor

    15 March, 2011

    Durante mucho tiempo pensé que “la culpa” era de “los demás”: los problemas con mi pareja, eran porque él no me comprendía; los laborales porque los directores no sabían organizar el trabajo y nosotros terminábamos pagando las consecuencias; en la situación nacional e internacional cada vez había más injusticia, menos libertad…., y todo era, porque los que la organizaban eran unos ineptos y no sabían hacer su trabajo.
    Cuando hablaba (quejándome de mi situación laboral) con un amigo, que era gerente de una empresa, el siempre me decía “¿que haces tú para que mejore la situación?, si tu puedes hacerlo mejor ¿por qué no lo haces?”. No entendía muy bien lo que queria decir, pensaba que era una manera de hacerme callar.
    Ahora, creo que nuestro mundo es “responsabilidad” nuestra; y cuando me siento mal, ya no pregunto quién es el culpable, sino que puedo hacer para mejorar la situación.
    Hay una frase (creo que de la Madre Teresa) que dice: “si cada uno barriera su puerta, el mundo estaría más limpio”.

  4. Reply

    Sonsoles

    16 March, 2011

    Hola José María, soy Sonsoles.

    Ufff, vaya si me ha inspirado hoy tu escrito…
    Seguiremos repitiendo una y otra vez el mismo error, hasta que lleguemos a ser conscientes de que la respuesta esta en nuestro interior. Mientras tanto, seguiremos dando vueltas y vueltas, sin llegar a salir del circulo en el que nuestra mente esta atrapada.
    Gracias, pues entrar aquí y leerte me ha dado las claves a mi presente (aunque esto ya lo sabia).
    Espero verte muy pronto, José María.

    Un abrazo.

    Sonsoles.

  5. Reply

    chicaluna

    18 March, 2011

    ¡Bienvenidos los disidentes, porque ellos también son Luz!

    Dice Osho que “es al quedarnos en las ramas cuando nos perdemos”. Y aquí andamos. Una minoría cada vez mayor de seres empeñados en no vivir en las ramas. Los convencidos de que lo Esencial se juega en un lugar más profundo y misterioso que lo aparente. Los que apostamos por contribuir con nuestro granito de lucidez a una Lucidez mayor. Los que experimentamos con profunda alegría el peculiar sabor se sabernos simultáneamente nada y Todo, nuestra humildad y nuestra Grandeza. Los que experimentamos que la mente rompe en mil pedazos la realidad para analizarla, y la Conciencia nos regala la profunda certeza de que todo es Uno. Los que aún sabiéndonos finitos nos experimentamos eternos.

    Asistimos a un nuevo nacimiento de una nueva era, la era de la Conciencia. Me inclino profundamente agradecida ante este privilegio, y dejo resonando confiada en mi interior la pregunta que desde hace años sigue sin respuesta: ¿porqué unos ven y otros aunque miran no ven? Y despojada de la inquietud de “no entender”, acepto complacida la diversidad de papeles que la única Conciencia ha decidido jugar!!

    Namasté hermanos…

  6. Reply

    Andres

    21 March, 2011

    Pues la gente no se da cuenta de que debemos de abrir nuestra mente.Aqui lo que se hace es entrar en una nueva Guerra como la de Libia

  7. Reply

    Andres

    22 March, 2011

    La ola de la conciencia esta muy apagada.Todo el mundo impasible con lo que pasa en Libia.¡¡¡¡NO A LA GUERRA!!!!

LEAVE A COMMENT

JOSÉ MARÍA DORIA
ESCRITOR Y PSICOTERAPEUTA

Presidente-Fundador de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal y la Fundación para la Educación y el Desarrollo Transpersonal.

Suscríbete
¡Recibe los últimos artículos en tu email y las novedades de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal!
Calendario de Eventos
« December 2017 » loading...
M T W T F S S
27
28
29
30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Archives
Próximos Eventos

There are no upcoming events at this time.

ARTÍCULOS RECIENTES
VISITA MI FACEBOOK
PÁGINAS AMIGAS