Volver a casa
Descubriendo

Volver a casa

By on 6 February, 2012
Si es tan bello irse lejos de viaje, visitar otros mundos, y aprender de uno mismo en todo lo que se observa, cuán bello es también, llegado el día, regresar a casa.

¿Acaso no es elíptico el universo, es decir, tan espiral como el ADN y cualquier galaxia?

Su propio diseño permite experimentar sus rincones en un juego de ida y vuelta.

En realidad, todo lo que se va, tarde o temprano regresa.

Y todo lo que sube un día baja. La montaña ama el valle, y el valle un día será montaña.

Todo lo que se vacía se llena. El amanecer emerge de la noche y el ocaso anuncia el alba.

La Luna Nueva no es más que la otra cara de la Llena.

La marea que sube, a las pocas horas se retira. Los trenes que parten, un día vuelven a casa.

¿Cómo salir de este vaivén que tan solo le pasa a la mente humana?

¿Y si fuese todo esto cosa de una Luna que con su estar, causa solsticios y mareas?

¿Y si el Sol se hiciese cargo total de este planeta?

En realidad la Luna no irradia, tan solo refleja. ¿Ilusión? ¿Samsara?

¿No es acaso el Sol quien regala calor y vida sin vaivenes ni pasar cada mes la cuenta?

¿Cómo escapar de la maldición de los polos que discurren entre la risa y la lágrima?

¿Cómo salir de la rueda y encontrar el eje de la quietud vacua?

¿Existe salida en este laberinto tan extraño y dividido en el que todo da vueltas?

¿Y si fuese un juego, y no una programación maldita que al pasado y futuro nos condena?

¿Podemos escapar de este ir y venir, y vivirnos en la eterna primavera?

¿Quién dijo que eso era utópico? ¿Por qué no salir ahora?

¿Qué es la consciencia? ¿Algo que habla de la vuelta a casa?

¿Tan sólo una chispa de darse cuenta, equivale al salto del pez sobre la superficie del agua?

El pez vuelve tras saltar vuelve al agua. El ser humano duerme de nuevo en la inconsciencia.

Tanto uno como otro, un día vieron que había otro mundo, otra esfera tan ligera como aérea.

¿Somos tan densos y pesados que tanto nos cuesta escapar del imán gravitatorio de la Tierra?

¿Dónde está la puerta de salida que nos libera del hechizo y nos despierta?

La Unidad. Todo. Nada. Siempre. Nunca. Infinitud. Ahora.

De acuerdo, todo eso lo reconocemos, pero entre las manos se nos escapa como el agua.

¿A qué agarrarnos si el pensamiento es nuestro amo y no quiere abrir la puerta de la celda?

¿Podemos acaso vencerlo, engañarlo, atravesarlo, superarlo, ir más lejos?

¿Lo ha conseguido alguien? ¿Conocemos realmente a ese alguien?

Tenemos vivencias que señalan LO QUE ES pero no sabemos mantenernos en la promesa.

¿Rezamos? ¿Llamamos a la puerta? ¿Pedimos el milagro? ¿Respiramos la presencia?

¿Pequeñez? ¿Impotencia? ¿Cómo ajustar las velas en la travesía incierta?

Al parecer todo se reduce a vivir en atención plena.

¿Nos entrenamos? ¿Será realmente posible? ¿Hay garantías de salida?

¿Cómo ascender por el péndulo hasta el punto inamovible en el que nada afecta?

¿Respiramos sintiendo? ¿Nos detenemos y observamos en cada momento lo qué pasa?

¿Así de sencillo? ¿Quién dijo que así uno se libera?

No queda otra que buscar lo que otros encontraron, pero haciéndolo a nuestra manera.

Volver a Casa tras el viaje.

¿Qué nos espera? ¿Se trata de una decisión?, ¿o constituye destino final de toda alma?

Atención. Despertar. Supraconciencia.

Tan solo basta con quererla. Quererla tanto como si del agua en el desierto se tratara.

¿El manantial? Ahora y ahora.

¿Y ahora?

Ahora.

TAGS
RELATED POSTS
0 Comments
  1. esperanza

    13 February, 2012

    ultimamente no paro de soñar en escapar,viajar,desaparecer y en realidad todo es la mente,la felicidad esta en nosotros mismos pero hay veces que esta tan oscuro..pero y si como decia calderon la vida es sueño y los sueños son…intentemos todos vivir nuestros sueños un poquito y demos libertad a nuestra mente y cuando me siento agotada un poco de ensoñacion y al colchon,je.

  2. Darina

    14 February, 2012

    Recordemos a Nisagardatta: “Yo soy el insecto, yo soy el poeta en el sueño. Pero en realidad no soy ni uno ni otro”. En cambio Calderón habla de los ‘dormidos’ que todavía creen que son el rey, el rico, el pobre…
    ¿Qué queda? ¿Qué hacer? ¿Esperar a morir? ¿O buscar intencionadamente la muerte? Morir a todo lo conocido, morir a todo lo que soy para Ser. Soltarme en el sueño para despertar sobresaltada y darme cuenta de que ‘los sueños, sueños son’.

  3. Leonor

    18 February, 2012

    Esto es lo que siento al contemplar la imagen que acompaña al texto:
    Soy la circunferencia de la rueda
    Soy los radios que se dirigen al centro
    Soy el centro desde el que puedo observar todo lo que acontece en la periferia, en quietud
    Soy la que observa la rueda y la Belleza del paisaje
    Soy Belleza

    ¡El anhelo de Volver a Casa! o ¿desear volver a casa?, Si deseas más estar en casa, que disfrutar y aprender durante el viaje ¿para que iniciarlo?. Sé que volveré a Casa y en este momento contemplo lo que está en mi; algunas veces lo paso un poco mal y desearía regresar a la Paz del Hogar, más ¿no es una huida?. Cuando llegue el momento regresaré

JOSÉ MARÍA DORIA
ESCRITOR Y PSICOTERAPEUTA

Presidente-Fundador de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal y la Fundación para la Educación y el Desarrollo Transpersonal.

Suscríbete
¡Recibe los últimos artículos en tu email y las novedades de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal!
Calendario de Eventos
« January 2018 » loading...
M T W T F S S
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3
4
Archives
Próximos Eventos

There are no upcoming events at this time.

ARTÍCULOS RECIENTES
VISITA MI FACEBOOK
PÁGINAS AMIGAS