El aullido en Luna Llena
Descubriendo

El aullido en Luna Llena

Por el 10 octubre, 2011
Observo que esta noche el cielo de Kay Zen parece más azul y profundo. La  Luna llena despierta el anhelo de atravesar esta mente que hierve atrapada entre el recordar el pasado y proyectar vivencias futuras. Veo que este inteligente muñeco llamado JM, sobrevive tejiendo redes de un material tan ilusorio como los minutos y las horas.

El caso es que por una razón u otra, siento un intenso deseo de trascender a lo que a veces denomino como infinitud. Ufff… no son palabras… En realidad, ¿cuántos años llevo ya rodando por el camino de la conciencia? Me siento inmerso en el gran juego que convoca el “darse cuenta”, un juego que demanda revisión permanente de la estructura psicológica de la propia persona.

Sé que la dicha de ser sucede cuando se cae el velo de la separación, y también sé que a veces somos visitados por la Plenitud que convierte en eterno al ahora. Pues bien, siento que en esta noche mi alma rebosa toneladas de esperanza. En realidad confío y confío desde la certeza, tras hablar con ese cielo que todas las noches mi ser contempla.

Ahora, al hallarme en lo que para los códigos íntimos es el final de mi tercera vida, y ante el inminente viaje a las siete ciudades mexicanas con talleres y conferencias programadas, se abre con total atención la puerta de la cuarta. Un umbral que inspira a mi ser nuclear a sintonizar con todos los meditadores creativos pasados y futuros de este planeta.

Llega el poderoso momento de despedirse de la desatención y arraigarse en la presencia del ahora. Una puerta de presente ante la que mi mente lineal deberá subordinarse porque está aprendiendo a observar lo global, y de paso, bailar con el amor y la consciencia.

Mi propósito ahora es compartir el sutil mapa de “regreso a casa” con aquellas personas que, al igual que yo, desean vivirse en la libertad del pensamiento y la memoria. Se trata de una bella utopía que comenzó con la búsqueda de la lucidez, y que hace referencia a la salida de la estrecha hipnosis de la cápsula que nos aloja. Intuyo que la noche oscura está llegando a su fin y que la gran lección de la misma ha sido comprendida.

Iluminación, ¡qué palabro! Hace años cuando me refería a ella la entendía como algo tan supra real que tan solo parecía patrimonio de grandes Budas y mitificados maestros de la historia. Actualmente observo que ese concepto ha bajado a la tierra y se ha humanizado sin perder grandeza ni trascendencia. Observo que ahora vivirse en la lucidez, no solo conlleva cierta madurez emocional, sino también sentirse agente creativo y dinámico del cambio y la expansión de conciencia. En realidad la llamada Iluminación, alude al corazón compasivo y la inteligencia cardíaca que reconoce al otro como la propia esencia.

Es por ello que cuando señalo la lucidez no me refiero a algo extraño o alejado de la vida cotidiana. En realidad me refiero al hecho de vivenciarse en la cadena de intuitivos relámpagos de comprensión ampliadora. Algo así como un estado del Ser por el que poco a poco y de repente, se relativiza la visión separativa y toda una mochila de condicionamientos mentales que tienden a llenarnos de prejuicios y miedos, al tiempo que roban la frescura del alma.

Hace tiempo que comencé a pensar que tenía que existir un “amor sin objeto”, un amor que estuviese libre de requisitos externos y aparentes causas. Es decir, un estado del Ser en el que brotase el sí, más allá de un otro idealizado y demás componentes de la película heredada. Hummm… en esta Luna Llena, siento la fuente en el propio corazón que abraza.

Observo confiado que el mundo está velozmente cambiando y constato la revolución imparable y silenciosa que está sucediendo en las conciencias humanas, un proceso que tiene carácter de mutación y que a los viejos ojos ciega. Lo veo en la calidad de los libros de reciente aparición, en la rapidez con que mis amigos y yo entendemos conceptos que años atrás parecían oscuros y asimismo, lo veo en mis propias sinuosidades internas que cada vez discurren con mayor corazón y transparencia.

De pronto, me veo respirar hondo.

Ya es de noche, siento en la atmósfera de esta casa el anuncio de cambios, aventura y labor hermanada.

Mi naturaleza aúlla al cielo de la noche, llamando a Casa.

¡Aaauuuuuuuuu!

El silencio es la respuesta.

ETIQUETAS
RELATED POSTS
0 Comentarios
  1. Leonor

    10 octubre, 2011

    ¡Sugerente titulo!
    Recuerdo noches de Luna Llena en la sierra y una canción que resonaba en mi cabeza: «y ese toro enamorado de la luna, que abandona por las noches a la manada…». ¡Que momentos de felicidad, en silencio, contemplando el cielo!.; aunque no haya luna llena, siempre que estoy en el campo siento que necesito despedir el dia, en silencio y contemplando el cielo.
    Jose Maria: ¡Disfruta de la aventura mejicana!

  2. ana

    11 octubre, 2011

    Gracias…Estaba casualmente esta noche, hace un rato contemplando esa misma luna en la sierra de madrid..y la sentía especial…sincronicidades…La Profundidad de tu mensaje Me Ha Calado. Gracias a la Inspiración que no es de Nadie y ha aparecido hoy Jose Maria a través de ti.

  3. paco

    13 octubre, 2011

    ¡Me lleva la que me trajo mi valedor ,que te vas al México mágico y quizás no exista una tierra más a flor de piel en lo profundo!

    ¡Pos la neta del planeta que el agua de la mujer águila y el fuego del venado te alimenten cuerpo y alma.
    Ve con Dios
    Me saludas a Tonatiuh y a Tonansi .

    buenos pasos buen camino.

  4. paco

    13 octubre, 2011

    ZEN MEXICANO

    si te va mal … mezcal

    si te va bien … pos tambièn

  5. AlfonS

    28 noviembre, 2011

    Me llegan aromas de un Ser Humano Consciente plenamente integrado y entregado al juego de la vida, que sabe conjugar las leyes de la dualidad (causa y efecto) con estados no duales, en una melodía armonizada por las sincronicidades, sin buscar el despertar, sino de vivir la vida despierto.
    Enorme abrazo

JOSÉ MARÍA DORIA

Presidente-Fundador de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal y la Fundación para la Educación y el Desarrollo Transpersonal.

Suscríbete
¡Recibe los últimos artículos de mi blog en tu email!
Archivos
VISITA MI FACEBOOK
PÁGINAS AMIGAS