Entrevista de José María Doria en Psicología Práctica
Descubriendo

Entrevista en la revista Psicología Práctica

Por el 28 noviembre, 2011
Hace unos días, una agradable señorita me hizo 11 preguntas para su revista. Y uno descubre una vez más que cuando se nos regala con una pregunta, nos enteramos de lo que hay por ahí dentro. Y finalmente, tras descubrirse, solo queda gratitud.
1- ¿Qué significa para usted trabajar para el alivio del sufrimiento?

Pues tal vez una postura activa ante el dolor del otro. Es asimismo algo que se deriva de la empatía y la compasión, dos manifestaciones que a lo largo de los años van, poco a poco expresándose con mayor intensidad. Supongo que conforme vamos evolucionando, también vamos a la par ensanchando nuestra inteligencia cardíaca. Y lo que eso conlleva, es una “no indiferencia” ante el dolor o la presión de nuestro “próximo”, dándonos cuenta asimismo de la relación que éste tiene con nuestro propio bienestar. Podemos afirmar que no nos da igual que haya dolor.

2-¿Cómo servir a este propósito?

Dedicando mi energía a fomentar el amor al crecimiento integral como alivio, y en muchos casos como solución. Y en este sentido tiendo a motivar a las personas que escuchan mis conferencias y leen mis escritos a realizar una psicoterapia transpersonal, un proceso que entre otros autodescubrimientos, conlleva la sostenida práctica de la meditación como hábito de por vida.

3- ¿Cómo podemos hacer frente a los profundos cambios y pérdidas que se desencadenan en nuestra época actual?

No siento que los cambios de esta época sean muy distintos a los cambios que han venido sucediendo en la corriente milenaria de vida. Lo que sí tal vez podemos destacar de esta época actual, es la aceleración con la que se producen estos cambios. Asistimos a un proceso manifestado en progresión geométrica, al tiempos que reconozco en todo cambio un cierto sentido de “muerte a lo que se va”, y a menudo, un entusiasta saludo a lo nuevo. En este sentido, observo que la calidad de nuestras emociones dependerá del nivel de autoconsciencia mantenido en la incertidumbre y la impermanencia.

4- ¿Y qué pasa con el duelo emocional que conllevan tales despedidas?

Efectivamente toda pérdida conlleva un cierto grado de duelo. El grado del mismo depende asimismo del grado de identificación con “lo que se va”, y en consecuencia, el nivel de resistencia a la aceptación de lo que viene. En este sentido, y como medicina fundamental, recordemos la conveniencia de cultivar cierta distancia con lo observado y la relatividad de lo mismo, al tiempo que mantenemos la atención despierta y centramos nuestra presencia en el ahora.

5- ¿Cómo se transmiten estas enseñanzas a través de la Escuela Española Desarrollo Transpersonal?

El programa de Formación de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal orientado tanto a Terapeutas, como a Educadores (padres o profesores), conlleva un desarrollo integral del ser humano. Y con esto no solo me refiero a una capacitación profesional en estas 2 dimensiones de la vida, sino también a un despliegue interior de carácter psicoespiritual, desde el que vivir la vida con un deseable grado de sabiduría y ecuanimidad.

6- ¿En qué se basan tales cualidades?

Para ello no creo en otra cosa que en la observación y en el silencio. Dos herramientas en una que facilitan la comprensión como eje de la amplitud. La Escuela en este sentido, facilita 2 cursos o líneas de formación, tanto presenciales como a distancia. Se trata de cursos en los que cada semana se facilita una precisa temática asociada a este desarrollo, sino que además establece un vinculo profundo nacido entre educando y educador, un vínculo que nace a lo largo de sesiones semanales de tutoría personalizada desde la sede de España. De esta forma se alcanza el objetivo sutil del alumno: convertir su vocación en profesión.

7-   ¿Qué cambios se producen en la vida de las personas que hacen esta Formación?

Sin pecar de optimistas ni de arrogantes, tenemos que reconocer que más de un millar de alumnos señalan haber experimentado un cambio positivo de visión, acompañado de una mayor profundidad en sus vidas. Sin duda dos parámetros existenciales que aportan la confianza, el sentido y la paz interior que en su conjunto disuelven el llamado sufrimiento. En este sentido propongo que toda aquella persona que quiera compartir estos sentimientos de reconocimiento y gratitud que los alumnos de la Escuela han expresado, no tiene más  entrar en la www.escuelatranspersonal.com, y resonar con cientos de testimonios que señalan el salto que se ha producido con el propio cultivo y la práctica diaria de la “meditación en red” con cientos de compañeros.

8- Recientemente ha usted constituido la Fundación para la Educación y el Desarrollo Transpersonal, ¿Con qué propósito ha nacido esta Institución?

La Fundación para la Educación y el Desarrollo Transpersonal es una entidad que responde a un histórico anhelo de refinar el servicio a la expansión de consciencia. El hecho de que la plataforma de esta acción sea una Fundación, permite que personas a veces distantes y no directamente relacionadas con la entidad Escuela, suscriban su apoyo y colaboración tanto económico como de otra índole, beneficiando a una plataforma sin ánimo de lucro y que a su vez se proyecta en vocación y servicio.

9- ¿Qué es y cómo se encuentra la Felicidad? ¿O es tan solo una ilusión?

Considero a la felicidad como un “estado de conciencia” que no debe confundirse con la exaltación de carácter temporal que tiende a desencadenarse ante buenas noticias, vivencias o logros de nuestro nivel persona. En realidad las conclusiones más serias sobre la felicidad, señalan que esta nada tiene que ver con el “tener” más o menos, ni con el grado de salud ni con el éxito profesional, o incluso con parámetros familiares. Lo que se sabe es que está relacionada con un estado “acausal”, es decir sin causa, un estado que brota de la conciencia profunda, y que puede considerarse un devenir evolutivo que los sabios y budas precedentes han señalado en sus propuestas y prácticas.

10- Hablando del sentido de la vida, ¿Cómo considera usted que podemos vivir una vida con sentido?

El sentido de la vida es una íntima vivencia y en consecuencia no es producto de una especial habilidad técnica de nuestra mente. Observo que el sentido de la vida brota naturalmente conforme la persona se desarrolla en la dimensión interna, es decir que brota como producto de aspectos tales como la auto observación, la atención plena, la comprensión y la presencia. Sin duda manifestaciones de la conciencia que se desarrollan conforme el ser humano hace un camino, un camino que no se recorre en los libros ni en las aulas y ni tan siquiera en las universidades que hoy abundan. Tal vez el sentido de la vida, se manifiesta de forma natural y espontanea conforme el ser humano profundiza y expande su consciencia. Sin duda, un regalo que sirve de base a todas las actividades de la vida práctica.

11- ¿En qué cree usted?, ¿En Dios?

En realidad, tras haber observado en profundidad mis propias creencias, y cuando hablo de ellas, lo que me refiero es a programas educativos e incluso genéticos, llego a la conclusión de que no tengo creencias. En todo caso, intuyo algunas “certezas” acerca de ámbitos de la existencia, certezas que han nacido tras experimentar, indagar y tratar de no abandonar una sostenida atestiguación como pasajero de la vida. En todo caso, podría decir que “creo” en el poder creador de las creencias, y que desde hace cierto tiempo ya no digo “creo”, sino “siento…”. Y partir de este sentir que implica conexión con la dimensión honda del ser, actúo en coherencia. ¿Me pregunta s creo en Dios? Tan solo lo siento como Océano de Consciencia e infinitud que en realidad todos somos.

12- ¿Cuál es la frase que más le acompaña y alivia?

Todo es Posible

ETIQUETAS
RELATED POSTS
0 Comentarios
  1. lola

    30 noviembre, 2011

    Esto tan bonito que dijo Pablo Neruda , y que a su vez siento profundo , en su poema “Para Nacer He Nacido”, me recuerda que recorrer el camino de la vida es un proceso y continuo de nacimientos y por lo tanto de muertes.
    Y que en ese instante de «nacer» ya se empieza a morir de nuevo…
    o de lo nuevo 🙂
    ¡ Qué gran aventura la vida!..aprender , llegar al vacío y descubrir que aún en ese vacio…no es lo mismo estar VIVO…
    que muerto.
    Este es el gran desafío, encrucijada y aprendizaje para nuestra nueva Educación : cómo estar PLENOS, estando VACIOS…y …con VIDA.
    ¿ Quién pone el cascabel al gato?

  2. andres

    30 noviembre, 2011

    Por fin llega la apertura.Por fin se alcanza la masa critica.La apertura ha llegado

JOSÉ MARÍA DORIA

Presidente-Fundador de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal y la Fundación para la Educación y el Desarrollo Transpersonal.

Suscríbete
¡Recibe los últimos artículos de mi blog en tu email!
Archivos
VISITA MI FACEBOOK
PÁGINAS AMIGAS