Observando

La revolución educativa

Por el 28 febrero, 2011

¿Qué pasa en el mundo que el hecho de detenerse y escucharse, suena a crónica marciana?
¿Aprenderemos a vivir enchufados a nuestro interior y sin sensación de ansiedad y prisa?
¿Es que adaptarnos a la nueva tecnología pasa por perdernos del dentro y emigrar al fuera?

Observo indicios suficientes como para afirmar que tras el actual exilio de las interioridades, exilio en el que olvidamos vivirnos desde la intimidad emocional, el “tiempo del corazón” velozmente se acerca. Se trata éste de un tiempo en el que una masa creciente de personas comienza a sentir, pensar y comunicar desde lo profundo de sus internas moradas. En realidad todos sabemos que no existe mayor transformación social y personal que aquella que nace desde el interior de las personas. Es por ello que para construir la nueva visión que pugna por expresarse, tendremos que partir de la base y comenzar por una urgente revolución educativa.

Una revolución tan imparable como silenciosa, y a su vez inspirada por los seres que están despertando, revolución que trata de recuperar el significado vivencial de la trascendencia. Es evidente que cada día y de forma espontánea, nacen grupos de trabajo con un expandido nivel de conciencia, grupos comprometidos en la elaboración de programas educativos, programas enfocados a superar la sordera cotidiana de un mundo adormecido por el tener más y por las horas de tele en el marco de una sociedad empobrecida y ruidosa.

¿De qué hablan los periódicos de mayor tirada?, ¿del juego del poder en la política diaria? Conformamos una sociedad que no echa de menos noticias realmente interesantes y enriquecedoras, noticias que facilitan los propósitos esenciales de la condición humana. Parece que tales informaciones que se apartan del juego del poder y de la última desgracia, no interesan en la lectura de la vida cotidiana. En realidad, henos creado una sociedad en la que consumimos ávidamente noticias de violencia y testosterona.

Ante este panorama, uno siente que quizá algo tendrá que cambiar. Habrá primero que reeducarnos, y más tarde, educar a los que vienen por lo que somos, más que por lo que escribimos y decimos. Educaremos en la naturaleza, considerando al silencio que de ella emana como la primera y fundamental escuela. Fomentaremos brotes de apertura gratuita al otro, así como la posibilidad del diálogo en serenidad y calma. La nueva educación cultivará la milenaria cultura de la meditación, una cultura que devolverá el goce de la escucha profunda y la paz de saberse en el proyecto de vivir compasiva y creativamente la vida que nos toca.

Para ello, fomentaremos la enseñanza no solo con lecturas a entender y memorizar, sino con símbolos, rituales y metáforas, todo ello a través de un innovador corpus de dinámicas que superen esa mentalidad única del “nunca es bastante”, mentalidad basada en la eficacia, en el individualismo y en la competencia. Primaremos en las aulas esa noble humildad que conlleva el hecho de pedir ayuda, y valorar los apoyos que ofrecen las personas adelantadas.

En la nueva educación cultivaremos la respiración consciente, la concentración, la observación y el silencio, capacidades que permitan el despliegue de la atención hacia la escucha interna. Desarrollaremos asimismo la inteligencia transpersonal, tratando de no confundir el espiritualismo con el sano interiorismo que nos conduce al autodescubrimiento y a las íntimas certezas. Una inteligencia que no es solo una metáfora, sino una capacidad neurológicamente cartografiada. En este sentido, los neurobiólogos Persinguer, Ramachandran y el físico Danah Zohar, la nombran como el “Punto Dios” y la señalan localizada en el lóbulo temporal de nuestra cabeza. Al parecer, la manifestación de esta inteligencia permite aflorar la “alegría sin causa” en el proyecto creativo de la vida, un proyecto en el que se asumen responsabilidades, y se expresa una personalidad entusiasta, compasiva, pacífica y sincera.

Educaremos en el desarrollo de la capacidad de asombro, y enseñaremos cómo identificar las emociones y los sentimientos del niño, de manera que cada uno de ellos, sin juicios de valor, permitan un mayor conocimiento de su propia persona. Apoyaremos asimismo el desarrollo de la empatía, de la capacidad de admirar, de agradecer y de escuchar. En realidad, esta educación que fundamenta al educador y el educando, valorará el brote creativo de dentro a fuera, y el constante contacto con el sentir, el sentir de un fluir por el que vivirse desde una mente centrada y unificada en la riqueza de la diversidad psicológica.

En los nuevos programas educativos incorporaremos prácticas de relajación, ejercicios de visualización, posibilidades de expresión artística, escucha musical, trabajo con la voz y el canto, dinámicas de juego y expresión corporal, miradas hondas hacia la muerte y la sexualidad, lectura de textos sagrados de sabiduría milenaria y prácticas de masaje para conectar con el cuerpo y el ahora.

Y será el desarrollo de las principales virtudes y fortalezas lo que propiciará la puesta en escena de seres emocionalmente maduros, seres entrenados en aplicar el pensamiento positivo sobre lo que acontece en sus mentes, seres que sabrán abrazar su sombra e incorporar el silencio en el seno de una cultura que sabe aprender del dolor y se reconoce desde el alma.

El nuevo ser humano emergido de una nueva y más amplia visión educativa, no solo se experimentará de forma placentera a través del goce consciente de sus sentidos, sino que también sabrá vivirse en la relaciones de forma holística y comprometida. Con esta revolución educativa, los futuros habitantes de este planeta experimentarán una vida significativa, es decir, una vida plena de sentido, una vida emprendedora de proyectos que generen el íntimo goce de servir a la Humanidad entera.

Reeducación como camino permanente durante la propia travesía.

ETIQUETAS
RELATED POSTS
19 Comentarios
  1. Andres

    1 marzo, 2011

    El problema de hoy dia es que hace falta mucha inteligencia. La LOGSE ha hecho mucho daño en España. Falta educacion de todos los tipos, ademas de transpersonal

  2. ruth

    2 marzo, 2011

    Como se educa en valores y en la interiorización de hábitos saludables si los padres no los tienen…no quiero ser negativa pero me resulta muy complicado tan siquiera imaginarlo, en el paraiso alomejor je..
    Un saludo a tod@s

  3. lola

    3 marzo, 2011

    Tal vez se requiera encontrar otra palabra más acorde a este renacer de la nueva comprensión.
    Tal vez «educar» conlleve implicido comnotaciones de otros educandos..o formas de exigencia para llegar a una meta.
    Tal vez…dar un pequeño paso también en la palabra abriendola hacia esa nueva energía de integración permita vislumbrar a nuestra mente la infinitud de posibilidades que como Ser cada uno tiene en Si Mismo y las grandes facultades para transformar toda su «educación», si así lo desea.
    Propondría una nueva palabra para una nueva Era.

    «APRENDIENDO»…o «Acompañando en el Apre-ender».

  4. Andres

    3 marzo, 2011

    Pues resulta que no veo yo una Nueva Era. La Nueva Era seria si la mayoria de la poblacion, o al menos una Masa Critica, se diera cuenta de las cosas.En un pais con tantos parados, y que nadie reacciona ni hace ni dice nada, me parece que no hay una nueva vision de la sociedad.

  5. ¿Sabe Lo Que Significa Aprender?

    3 marzo, 2011

    «¿Sabe usted lo que significa aprender?
    Cuando uno está realmente aprendiendo, aprende a lo largo de toda su vida, y no hay un maestro especial del cual aprender.
    Entonces todo es enseñanza para uno – una hoja muerta, un pájaro en vuelo, un perfume, una lágrima, el rico y el pobre, la sonrisa de una mujer, la arrogancia de un hombre.
    Uno aprende de todas las cosas; por lo tanto, no hay guía alguna, ni filósofo, ni gurú.
    La vida misma es nuestro maestro, y nos hallamos en un estado de constante aprender.»
    (J. Krishnamurti. «El Propósito de la Educación»)

  6. lola

    3 marzo, 2011

    Eso es Aprehender…una lágrima…un pajaro al vuelo…un perfume…una sonrisa…

    Aprender es captar en la mente y grabar en la memoria datos y cosas que se desconocían, es incorporar conocimientos. Se aprende incluso involuntariamente ya que el proceso es muchas veces automático o inconsciente.
    Aprehender es «apropiarse o posesionarse» de algo, hacerlo tuyo, captarlo por interés y hacerlo propio, es asimilarlos, internalizarlos.
    Solo se puede hacer conscientemente, por interés personal.

    Cuando estudias, aprendes. cuando interactúas con otras personas aprehendes, incorporas conocimientos sin que sea necesario estudiarlos.

    Aprender es el proceso de adquirir habilidades, conocimientos, valores, a través del estudio, la experiencia o la enseñanza. Se aprende a nadar, se aprende inglés, se aprende una poesía de memoria, pero…

    Aprehender, no es lo mismo. Aprehender, es llegar a entender y comprender, asimilar inmediatamente, y pasa a formar parte de tu historia personal.

  7. chicaluna

    4 marzo, 2011

    La gratitud: maravillosa herramienta para aprehender, es decir, para hacer experiencia personal e integrada de los aconteceres de la vida. Hasta de los más sencillos.
    Y para vivir la gratitud el primer paso es comprender que todo es recibido, regalado, don… Esa experiencia se asienta en nosotros si alguna vez, aunque sea una sola, hemos tenido la experiencia de ser acogidos incondicionalmente, de estar inmersos en una corriente de Amor que no depende de nuestros “merecimientos”. Cada uno puede encontrarla de una forma: el amor temprano de los padres, un amigo-tesoro, la pareja, aquello a lo que cada cual llama Dios… Y siempre “nos quedará París”: la experiencia interna de amarnos profunda y tiernamente a nosotros mismos!!!
    Entonces nos situamos en la vibración del agradecimiento y podemos re-educarnos desde una nueva dimensión, siendo Testigos privilegiados y llamados a acompañar a otros seres en el camino.

  8. ¿Educación? ¿Miedo?

    4 marzo, 2011

    «La inteligencia es la capacidad de pensar libremente, sin miedo, sin fórmula alguna.»
    «La educación no es imitar sino descubrir.»
    «Vivir es descubrir por uno mismo aquello que es verdadero.»
    «El sentido de la educación es el de ayudarnos a cada uno de nosotros a que vivamos libremente y sin temor.»
    «El propósito de la educación es el de erradicar, tanto interna como externamente, el miedo que destruye el pensamiento humano, la relación humana y el amor.»
    (J. Krishnamurti. “El Propósito de la Educación”)

  9. fran Rosmarino

    4 marzo, 2011

    Solo puede educar bien el que funciona interiormente bien. De otra manera, aunque hayas estudiado toda la pedagogía que hasta la fecha se haya descubierto en el mundo, el resultado de tu enseñanza solo será un reflejo de lo que tú hayas desarrollado de tus cualidades internas y no el resultado de cuanto hayas podido aprender. Cada uno de nosotros, sólo somos capaces de transmitir aquello que hemos ejercitado desde el discernimiento profundo y sincero de nuestro enorme potencial interior. Pero si no lo hemos actualizado e incorporado a nuestra conciencia de existir mediante la actuación en nuestro vivir cotidiano, esa transmisión se quedará únicamente en su aspecto intelectual y no ayudará a transcender a nadie. Por esta razón, si quieres ayudar a educar a los demás, tienes que aprender primero tú mismo, a movilizarte todo tú, en el unico movimiento real que existe, que es el que va de dentro a fuera.

  10. paco

    4 marzo, 2011

    Sólo sé que nada se
    Y lo que se no me importa
    Que la vida ya es muy corta
    Y no me falta la fe
    Que ojos cerrados ven
    Y el silencio enseña a gritos
    Más que esas flautas y pitos
    Profesores trasnochados
    Con sus libros caducados
    Que del tener hacen vicio
    ———————————–
    Y yo lo observo sin juicio
    Que aquí y ahora sucede
    Y en mi centro algo se mueve
    Que me reeduco consciente
    Para ayudar a la gente
    Y a mí mismo en consecuencia
    Bien aventurada ciencia
    La de lo Transpersonal
    Que profunda como el mar
    Me devuelve la inocencia

    GRACIAS A TODOS POR SER Y POR ESTAR

  11. ¿Libertad? ¿Imitación?

    4 marzo, 2011

    «El hombre ambicioso, ¿no se está destruyendo a sí mismo?»
    «Ya sea que uno siga el ejemplo de un gurú, de un santo, de un maestro o de un pariente, o se adhiera a una tradición en particular, todo eso implica una exigencia de ser algo o alguien.»
    «En el momento en que uno desea ser algo, ser “alguien”, ya no es libre.»
    «La libertad radica en comprender lo que uno es, de instante en instante.»
    «La educación tiene la función de ayudar a uno desde la infancia a no imitar a nadie, sino a ser ‘Uno Mismo’ todo el tiempo.»
    (J. Krishnamurti. “El Propósito de la Educación”)

  12. paco

    4 marzo, 2011

    Nacemos originales
    pero tendemos a morir como copias.

    Toda mi vida he deseado ser alguien

    Ahora me doy cuenta de que debí ser mucho más específico

  13. ¿Sociedad? ¿Imitación?

    4 marzo, 2011

    «La sociedad actual se basa en una relación posesiva.»
    «El verdadero propósito de la educación es el de ayudar a comprender toda la estructura de esta corrupta sociedad, permitiendo que surjan seres libres que rompan con esta sociedad y puedan crear una sociedad diferente, un mundo nuevo.»
    «Tienen que existir los que estén en rebelión total contra lo viejo y puedan así crear un mundo nuevo, un mundo que no se base en la codicia, en el poder y en el prestigio.»
    (J. Krishnamurti. “El Propósito de la Educación”)

  14. paco

    6 marzo, 2011

    La escuela mata la creatividad.
    http://www.ted.com/talks/ken_robinson_says_schools_kill_creativity.html

    Que venga la revolución en la educación
    http://www.ted.com/talks/sir_ken_robinson_bring_on_the_revolution.html

    Paradigma, humor y cambio
    🙂

  15. Andres

    7 marzo, 2011

    Lo que pasa en 2011 es que hay mucho corrupto y la poblacion cada vez mas inculta.No veo que haya apertura transpersonal

  16. José Miguel

    9 marzo, 2011

    En la educación lo que sobra cada día más es el sentimiento de carencia, de que «nos falta tener algún tipo de medio, habilidad o inteligencia» para empezar a hacer mejor las cosas.

    Como educador tienes todo lo necesario en tu interior… ¡despliega tu creatividad, y tu potencial de maduración! Eso será lo que comuniquemos. Recordar que educamos por lo que somos.

    Los comentarios a lo difícil que va a ser, y lo complicado que es todo… están generados en el nivel de conciencia que mantiene el
    sistema en su actual estado de anemia emocional y espiritual.

    …Encontrar la valentía de regalar espacios de silencio transformador…

  17. chicaluna

    9 marzo, 2011

    ¿qué saco cuando me sitúo en la vibración del desengaño, situar la culpa fuera o el desencanto?¿Cuál es mi ganacia secundaria? Para mí clara: si no soy parte del problema, no soy parte de la solución. Inmovilidad justificada.
    Y si lo veo fuera… es que está dentro….En el silencio veo que lo que reconozco fuera negativo, es porque en parte está en mí. Y no fruto de la maldad, probablemente fruto de la herida.
    Sacudamos nuestra queja estéril, como los perros se sacuden el agua, y tendamos generosamente nuestra mano . Y yo ¿qué puedo hacer? porque si no lo hago quedará eternamente vacante…
    Gracias José Miguel!!!

  18. Andres

    11 abril, 2011

    Yo si que hago mucho por que cambie mi vida.Y estoy muy bien.Estoy en calma conmigo mismo.Pero la mayoria de la gente esta mal y no se hace nada por arreglarlo.

Comments are closed.

JOSÉ MARÍA DORIA

Presidente-Fundador de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal y la Fundación para la Educación y el Desarrollo Transpersonal.

Suscríbete
¡Recibe los últimos artículos de mi blog en tu email!
Archivos
VISITA MI FACEBOOK
PÁGINAS AMIGAS