Observando

Mutantes infiltrados

Por el 6 septiembre, 2010

¿Ha aparecido ya por su vida un “corazón” con pinta de homo sapiens?
¿Siente usted brotes de frescura creativa y repentinas hemorragias de ternura?
Hummm… tal vez usted es uno de los mutantes de reciente activación.

Si digo en este blog que el Homo Sapiens está dando signos de caducidad, y que entre los miembros de la raza humana está apareciendo una nueva ola evolutiva, ola que en el futuro será nombrada como Homo Amans, ¿acaso se creería que estoy delirando?

¿Qué base neurobiológica tiene esta afirmación? Para responder a este estilo racionalista sin traicionarme, me veo obligado a utilizar el modo susurro, al tiempo que eludo la severidad del profesor. Es por ello que pondré en palabras lo que para ciertos investigadores comienza a ser un hecho ineludible: La Humanidad está enfrentando un nuevo salto evolutivo, y quienes conforman los exponentes de esta avanzadilla son los primeros mutantes con actividad incipiente en el quinto cerebro.

¿Qué es eso del quinto cerebro? Bien… comencemos por recordar que el psicocuerpo del ser humano es cuatricerebrado, es decir que sobre su primitivo cerebro reptiliano que se ocupa de los instintos, se desarrolló el segundo cerebro o sistema límbico, un órgano que se ocupa de los afectos y de las emociones maternales del mamífero. Tras otros miles de años de evolución se desarrolló sobre los anteriores, la nueva corteza o neocortex, un complejo mecanismo bioeléctrico por el que nos reconocemos inteligentes y conscientes. El cuarto cerebro, todavía para muchos en conformación, se ocupa de integrar y armonizar a los tres anteriores, y se manifiesta neurológicamente en el lóbulo frontal de un cada vez mayor número de psicocuerpos desarrollados.

Pues bien, el nuevo modelo de Homo Amans añade a estos cuatro, el corazón profundo, un órgano que también puede ser llamado “alma”, y cuyas neuronas cardíacas, recientemente descubiertas, multiplican en rapidez a sus homólogas cerebrales. Al parecer, en el corazón hay algo más que un órgano que bombea sangre por el cuerpo, en realidad procesa velocísimas corrientes energéticas y es el verdadero manantial del amor, la bondad y la belleza. Su sofisticado centro de operaciones expresa directamente el nivel omnipresente del ser, y lo hace mediante relámpagos de intuición y pulsiones de abrazo totalizador. Quienes están activados en tal potencialidad, son implacables despertadores de las fuerzas sanadoras latentes en los seres vivos que con ellos se cruzan, siendo a su vez reconocidos por captar con clarividente sensibilidad lo que precisa la atmósfera emocional que los circunda.

Estos entes de reciente aparición generan incesante creatividad al servicio de su propósito, recargando baterías vitales en cuestión de segundos, y dinamizando motivaciones capaces de fluir permanentemente en estado de atención y presencia.

En realidad estos mutantes intuitivos son verdaderos infiltrados en las filas de la resistencia, se trata de unos cuantos miles de sutiles despiertos que resisten a la gran presión que ejerce el viejo modelo, un modelo que se siente amenazado por este virus de lucidez que parece desmontar el andamiaje sobre el que se asienta. El actual mutante es un ente de futuro, un ente que ha integrado la acción y la contemplación, conjugando la actitud de “soltar” a la vez que “arraigar”, dos funciones estas que cuando se logran integrar, permiten la apertura de este cualificado nivel del corazón.

Pues bien, estos infiltrados mutantes serán reconocidos como Homos Amans porque el amor que sienten e irradian, supone una energía identidad que nada tiene que ver con la dependencia o la vulnerabilidad. Consideran al Universo como amor consciencia, y entienden que el antiguo y ambivalente “modelo sapiens”, vivía entre el amor y el miedo, mientras que ellos se vivencian “siendo” amor y confianza radial. Puede decirse que fluyen como viajeros en permanente peregrinaje existencial, y se reconocen entre sí porque participan de un tipo de libertad inherente a quienes se han desidentificado del pensamiento, función que tan solo utilizan a modo de herramienta primaria.

Su empatía con los sentimientos de los demás es tal, que sus sensores de consciencia, perciben todo lo que sucede en sus expandidas auras territoriales, sin dejarse inundar por tales corrientes. Se sienten poseedores de una misión y la llevan a cabo dejando atrás el famoso miedo de los niveles evolutivos precedentes.

¿Se reconoce como avanzadilla?, ¿le ha salido algún hijo así?

ETIQUETAS
RELATED POSTS
0 Comentarios
  1. juan ignacio

    6 septiembre, 2010

    Si no fuera por la fé en el despertar de una nueva consciencia ,que arduo se nos haria vivir.A veces veo en la mirada de algunos niños,desgraciadamente no en adultos,algo que me hace creer profundamente en ese despertar

  2. maricruz

    6 septiembre, 2010

    No estás delirando.
    Me alegra mucho este artículo porque es como reirme de mi misma; cuando trabaja en la empresa y osaba una actitud preventiva más que defensiva, me decían que ya estaba «aguando la fiesta»…pasaba el tiempo y sucedía a pies juntillas lo que ya había «avanzado»…cuando los demás lo veían yo ya estaba de vuelta, y eso me hacía sentirme mal; recuerdo que les decía a mis compañeros de equipo: «cómo me fastidia no equivocarme». Por fin he encontrado a otros mutantes amigos y me alegro de no equivocarme.
    Lo más difícil de esta «expansión territorial» es el perdonarse a sí mismo. Resulta mucho más fácil perdonar a los demás, e incluso sufrir por los demás, pero ¿cómo perdonarse a uno mismo?…

    Muchas gracias.

  3. Siri Chandra

    7 septiembre, 2010

    Efectivamente el cambio de conciencia está aquí, y somos muchos los que cada día sentimos cómo cambia hasta el último átomo de nuestros cuerpos, y digo cuerpos porque los cuerpos sutiles también están en plena evolución.
    Vivimos un momento de pura fantasía, donde el Ser está mutando a velocidades vertiginosas. Es como si recuperásemos cada día una parte de ese algo, o mejor dicho de ese TODO que perdimos, que es el pleno y puro contacto con nuestra esencia, con nuestra totipotencialidad…Cada día renacen facultades olvidadas, percepciones nuevas…y ciertamente una necesidad de asistir a su expansión hacia otros seres que necesitan sanar, crecer y descubrirse, porque una vez que tienes la experiencia de ese Todo dentro de tí, no puedes más que desear que llegue e inunde a todos los demás corazones, porque es hermoso, porque es parte de nuestra esencia y porque es un legado universal.
    El fenómeno es contagioso, de veras. Sentirlo creciendo en tí es pura fantasía. Y una vez en tí, crece para la humanidad, porque la trasferencia es posible, sólo hay que permitir ese contacto corazón con corazón conectando y permitiendo; y entonces el Todo fluye.
    Como Ser mutante consciente de serlo creo que tenemos el deber de iniciar el proceso. Ser un explorador que abra caminos para que con ayuda los demás los encuentren, ser esa mano amiga que con ternura ayude a cimentar esa nueva era que se está construyendo. Los cambios vienen rápìdo, y muchos Seres necesitan un empujón, un despertar, ver una luz. para junto a ella poder dar sus primeros pasos y posteriormente aprender a caminar sólos.
    Cómo ser murante confieso que me siento física y energéticamente creando y envuelta en mi capullo de seda, aprendiendo, descubriéndo y descubriéndome, madurando y esperando el momento en el que por fin esté lista, pueda desplegarme y batir mis alas al viento, y por fin volar.
    Qué hermoso será cuando se vea el cielo plagado de mariposas!
    Si existe Dios estaría tan orgulloso de nosotros al presenciar ese momento!

  4. ruth

    8 septiembre, 2010

    Espero que ese día llegue algún día, es muy dificil vivir con dolor por la falta de amor incondicional, sin limites y sin causa alguna,que pobre hemos hecho el mundo con nuestro egoismo y vanidad, si existe algún Dios, sí creo que es amor el único capaz de salvar nuestras almas perdidas.Lo que siembras recogerás dicen pues demos todo el amor que podamos y al enemigo la otra mejilla como bien dijo Jesús en su día y por lo menos tendremos paz y armonía y lo demás ya vendra con los días….

  5. Tie

    10 septiembre, 2010

    Quiza sea un mutante a intervalos.
    Yo Soy Amor. Y eso no lo cambia ni la aridez que se extiende inexorable en mi percepción tan limitada, ni los miedos de los demás que reflejo, ni tan siquiera el mio; no es tan malo el miedo como no saber que lo tienes. y aún en la aridez me entrego a la vida, a lo que presenta ahora, a la aridez misma ; sabiendo que tambien pasará . Sabiendo que no es más, que un efoque equivocado, que solo es el apego a un prejuicio; que en cualquier momento la naturaleza me enseñará todo se verdor y toda su exuverancia, que a la vuelta de la esquina el universo se mosttrará pletórico en un saludo, en un apreton de manos, en una sonrisa, seguro que en un abrazo.
    Solo que soy amor Sé.
    Gracias Jose María por este blog.

  6. maria

    14 septiembre, 2010

    Me emociona este artículo. He comprobado fugazmente, en una situación compleja, cómo se deshacían las desconfianzas con «un poco» de cariño incondicional, y cómo se transformaban las personas. No tengo otro medio para enfrentarme a los miedos que la confianza en el amor, una palabra que hay que decirla sin complejos, abiertamente. Y creo que ejercerlo es una decisión, un acto libre y potente. Y no lo desgasta la edad, a veces pienso que lo entrena. Me encanta oir expresado mi pensamiento más importante en este momento de mi vida.

  7. Thania vanessa

    16 septiembre, 2010

    Me encanta la idea de pensar que como ser humanos, estamos evolucionando asia el camino de seres concientes, que poco a poco crecemos y dejemos atras al ser humano pensante, y racional, apartir de ser racionales el conocimiento se convertira en conciencia y la conciencia en amor.
    Los quiero atodos y que dios los bendiga, besos y abrazos.

  8. Bodi

    17 septiembre, 2010

    Cuando sientes la pérdida de alguien y reaccionas en exceso, como me ha sucedido, es porque ese acontecimiento ha destapado una herida antigüa que estaba por resolver. El darme cuenta de ello ha supuesto una aceptación de todo lo que hice, teniendo ahora una segunda oportunidad para completar lo que en aquel momento no hice o no pude concluir. Para completar este duelo y darme cuenta de todos los aprendizajes positivos que hay detrás de las apariencias y de los condicionamientos mentales, tengo la dicha de contar con un amigo que me ha hecho llegar de forma mágica, su apoyo y comprensión; y soy consciente de que sólo y únicamente él me comprende de veras. Es un regalo del Universo. Gracias de todo corazón. Que se cumplan tus deseos.

JOSÉ MARÍA DORIA

Presidente-Fundador de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal y la Fundación para la Educación y el Desarrollo Transpersonal.

Suscríbete
¡Recibe los últimos artículos de mi blog en tu email!
Archivos
VISITA MI FACEBOOK
PÁGINAS AMIGAS