Ocurre que nuestra mente crea
Descubriendo

Ocurre que nuestra mente crea

Por el 24 octubre, 2011
Observo que cada vez es más frecuente escuchar a determinadas personas decir que el ser humano es creador y que son sus propias creencias las que crean la realidad que éste vive. Dicen asimismo, que tal afirmación nos hace responsables absolutos de cocrear nuestro destino, y que si queremos cambiar el mundo, lo único que podemos hacer, es cambiar la forma de mirarlo.

Y por el contrario, observo que otras personas sin negar lo anteriormente dicho, afirman que la mente y las creencias lo único que crean son realidades ilusorias y que en ese proceso de vivir lo que nos toca, nada pintamos en eso, ya que el pensamiento así como aparece, también desaparece. Una manera de señalar que el ser humano es “pensado” y no pensador y que nadie es capaz ni tan siquiera de saber lo qué va a pensar en los próximos minutos. Dicen asimismo, que la idea y sensación de ser “yo”, es tan efímera como artificial y que todo simplemente “sucede”.

Y lo más curioso de todo es que ambas perspectivas son ciertas, por lo que cualquier dialéctica que excluya esta aparente contradicción está condenada a la incompletitud.

Es por ello que resulta curioso seguir escuchando a los primeros cuando afirman que según la Física Cuántica el ser humano pinta mucho, ya que el proceso de crear la realidad se realiza a base de “colapsar” una posibilidad entres las infinitas existentes, un proceso que se realiza mediante las elecciones conscientes e inconscientes que realiza nuestro pensamiento y por las que nos convertimos en actores creativos del escenario que aparece en nuestra vida a cada instante.

Dicen asimismo que todo lo que hoy somos y tenemos,  es producto y consecuencia de las creencias que tenemos acerca de nosotros mismos y de los límites y posibilidades que estas conllevan.

Pero también es fascinante seguir escuchando a los segundos cuando afirman con sonrisa pícara que en el Universo nada se mueve, incluidos el pensamiento y la emoción, sin una Ley cósmica que lo posibilite. En realidad, dicen que ninguna partícula, cometa, planeta, estrella, galaxia, se mueve sin un orden mayor. De hecho, hasta se sabe la hora y el segundo en el que pasarán múltiples asteroides y cometas por cada respectiva órbita. En este orden se incluyen aspectos sutiles, bioquímicos y neurobiológicos que pueden conformar ese “yo creador” que sentimos habitar, entidad que también estaría sometida a esa Gran Ley de leyes.

Pero claro, los primeros, los que otorgan el papel fundamental al yo pensador o yo creedor que no solo cree sino que elige y en consecuencia crea. Afirman que se acabó eso de nacer en un mundo predeterminado por las leyes y que en realidad somos creadores por lo que nuestro papel de humanos conscientes nos lega la responsabilidad de nuestros pensamientos e íntimas elecciones.

Sin embargo los segundos en cuanto siguen investigando en sí mismos, afirman que sus percepciones, sus pensamientos y sus escenarios emocionales más sutiles, brotan de un complejo entramado de factores desconocidos, en realidad lo único que hacemos, dicen, es asistir al espectáculo de pensar y sentir lo que aparece y desparece en cada centésima de segundo.

¿Cómo integrar ambas posiciones? Lo que sucede es que se refieren a planos diferentes. En realidad la primera perspectiva, la que atribuye poder creador al yo pensante y sintiente que decide, se mueve en el ámbito de la experiencia puramente personal. Y es bien cierto que desde el nivel persona, todos sentimos la llegada de encrucijadas en el camino de la vida, y todos también sentimos que tras la elección que adoptamos en un momento dado, las cosas toman rumbos distintos, aspecto por el cual podemos fácilmente pensar que somos responsables de la dirección del barco, ya que tenemos la sensación de navegar con el timón en nuestras mentes.

La segunda posición, la que expresa que todo lo existente ocurre, acontece y sucede y que en realidad somos más pasajeros que conductores, se refiere a la perspectiva transpersonal, un nivel de conciencia en el que todo lo que vivimos es una proyección del pensamiento y que a su vez, el propio pensamiento es producto de un programa mayor al estilo de un ordenador. Es decir, que desde el pensamiento no somos libres.

La libertad sucede en cuanto se trasciende dicho nivel pensante o yo personal, y se vive desde la atestiguación y la consciencia. Un océano de esencialidad en el que cualquier dialéctica se disuelve porque en sí misma es Unidad. Es decir, un centro de centros que es todo, está en todo y es causa de todo.

¿Qué quiere esto decir?

¿Cómo integrar eso de “ocurrir” y al mismo tiempo “crear”?

Pues no encuentro mejor descripción de la realidad que expresar:

Ocurre que nuestra mente crea.

ETIQUETAS
RELATED POSTS
0 Comentarios
  1. Leonor

    24 octubre, 2011

    Al leer el articulo, he tenido la misma sensación que cuando leí el cuento del elefante: integrando todas las verdades; algún dia conoceremos la Verdad.
    Creo que perdemos demasiado tiempo y energía en demostrar que nuestra realidad es la verdad, en vez de escuchar lo que hay de verdad en las otras realidades y completar la información que nos falta para «Ver un elefante, donde unos ven patas, otros trompa, otros orejas,…»

  2. José María

    25 octubre, 2011

    Me gusta pensar que la vida es como uno de esos libros para niños que no siguen un esquema lineal sino que el lector se encuentra con que tiene que tomar decisiones que le llevan a un capítulo o a otro.
    Con esta visión, cada ser humano, cada lector, observador de su vida, es dueño de sus decisiones y de su vida, elige su destino, y a su vez, todo pertenece a un plan preexistente y responde a un guión definido. Es una visión sencilla pero creo que está en la linea de lo que señalas en el artículo.

  3. esperanza

    25 octubre, 2011

    El mayor conocimiento de que somos conscientes de la realidad y a la vez transcendemos es que todos nos sentimos únicos en el mundo, no hay nadie igual a cada persona, nos miramos al espejo y al rato nos estrañamos la mayoría por que… no somos de nadie ni de nosotros mismos somos energía que el día de nuestro final se ira de nuestro cuerpo y alli nos veremos y nos recrearemos de nuevo…o no..

  4. Andres

    26 octubre, 2011

    A mi lo que me resulta increible es la «facilidad» con la que hoy en dia muchisima gente en distintos ambitos, incluidas las pseudociencias, hablan de la Fisica Cuantica sin tener idea de lo que están hablando.En general, la mecanica cuantica como la idea de cuanto, requieren de unos conocimientos de Fisica y Quimica que no tantas personas tienen.Hay que haber «escrutado» conceptos como el espin, el principio de incertidumbre, la desigualdad de Heisenberg, la constante de Planck, la dualidad onda-corpusculo mediante el experimento de doble rendija, o una cosa tan fundamental como la ecuacion de onda…No se puede especular con la mecanica cuantica, pues seria caer en el sensacionalismo, como hacen muchas veces los expertos New Age y los expertos en «pseudociencias» y demas «magufos»

  5. Iris.224

    26 octubre, 2011

    Me declaro pseudocientífica con honor; no tengo ni idea de Física Cuantica ni pretendo . De hecho con mi hijo estudiante divagamos estos conceptos ,que son, en definitiva, relativos según el ojo del observador.
    Me sentí muchos años capitana de mi barco ,que creía que podia llevar con esmero ,a través de la organización , el control y la planificación.Y la vida me ha enseñado que no soy más que una pasajera ,que ve sus cambios pasar.
    Y de eso se trata, del ojo del observador;mis experiencias transpersonales son únicas e exclusivas y no pretendo buscar una Ley que me justifique o que me dé la razón.
    La Física trata de hechos sucedidos y me pregunto: ¿cómo catalogar lo que ocurre en el 99% restante del iceberg? Si tan sólo vemos la punta o el 1%.

  6. andres

    26 octubre, 2011

    Mi comentario era porque en este escrito se habla muy alegremente aludiendo a la teoria cuantica.Estoy muy de acuerdo en lo que se dice, pero no se deberia de nombrar a una ilustre teoria cientifica.Es mi humilde opinion

  7. Esperanza

    26 octubre, 2011

    Eso te honra Andrés pero has creado debate que es de lo que creo que se trata por que sin los demás no se nos despertaría el carácter crítico y no se nos ocurrirían nuevas ideas genuinas…por cierto sabeis algo de la neociencia…según tengo entendio es el estudio de la capacidad mental en la que entrarían en el estudio varias disciplinas,psicología,biologîa..

  8. Iris.224

    27 octubre, 2011

    Ocurre que cuando eres pasajera sin timón , te dejas llevar por la vida.Ésta a menuda te indica ,a través de un lenguaje sutil , de signos, señales o metáforas , el camino a seguir.Ya no es la mente pensante quién dirige tus pasos , es la vida…y todo simplemente sucede.Entonces es cuando te permites ser libre y confiada,fluyes con el Todo.Y sabes que lo que sucede ,es para que te permitas crear.Confias en el Cosmos o la energía universal.
    En estos momentos no puedo imaginar una mujer-robot creando, desde una programación predeterminada.Puesto que el determinismo está sujeto a los cambios de la entropia.
    !Y si no hay cambios no hay libertad!

  9. José María

    27 octubre, 2011

    Una reflexión sobre las distintas ciencias. En occidente el saber se ha generado en los últimos siglos alrededor de lo que hoy conocemos como Universidad. Despojándonos de prejuicios y yendo al origen del concepto, el término universidad procede de universal, que a su vez procede de unidad. Así, podemos entender que las distintas facultades, ciencias o ramas del saber no son otra cosa que distintos puntos de vista de esa unidad y en esa unidad. El Saber es uno, si bien, en busca de la Verdad se toman distintas perspectivas. Cuando reflexioné sobre esto, me di cuenta que no me debía extrañar si las distintas ciencias a final llegaban a un única conclusión, una verdad, un saber universal.

  10. Esperanza

    28 octubre, 2011

    la verdad es que tenemos una capacidad infinita y los límites que nos ponemos son creados por emociones negativas,ideologías,politica manipuladora,personas q nos anulan pero la realidad es que cada uno temos un dios y a la vez formamos parte esa energîa..

  11. Iris.224

    28 octubre, 2011

    Alguién dijo un dia » La verdad os hará libres»

  12. Andres

    2 noviembre, 2011

    Si pero aun no veo valido utilizar el conocimiento de las Pseudociencias, porque en muchos casos consigue demostrarse como no «válido» o «falso» ese conocimiento. Sólo era eso.Es que hoy en día hay mucho «aprovechado» que se lucra con cosas así (horoscopos, adivinaciones, masajes, hierbas y cosas por el estilo)

JOSÉ MARÍA DORIA

Presidente-Fundador de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal y la Fundación para la Educación y el Desarrollo Transpersonal.

Suscríbete
¡Recibe los últimos artículos de mi blog en tu email!
Archivos
VISITA MI FACEBOOK
PÁGINAS AMIGAS