Observando

¿Quién eres? Soy tú.

Por el 17 enero, 2011

¿Te has preguntado alguna vez, quién eres en realidad?
¿Acaso tan solo eres lo que dice tu DNI?
¿Acaso el anillo, tras disolverse en el crisol, deja de ser, lo que siempre fue, es y será?, ¿oro?

¿Todavía crees que realmente eres quien figura en tu documento nacional de identidad? Y si es así, ¿no te raya oírte pronunciando el verbo “soy” en cualquier frase que define y etiqueta tu identidad?, ¿no te inquieta decir cosas tales como, “soy bombero o soy empresaria, soy directora o soy marido, soy varón o soy niña, soy madre o soy hermano, soy de El Escorial o de soy de Santiago, soy joven o soy abuela…”?, ¿no se te queda corto?

¿Acaso nunca has vislumbrado que eres algo mucho más amplio e indefinible que esa pequeña y etiquetada identidad por la que coloquialmente te nombras y defines?, ¿qué era el anillo antes de nacer a la forma “anillo”?, ¿y qué será después de fundirse en el crisol?, ¿oro? ¿En realidad te crees ser quien pronuncias ser en la “forma persona”?, ¿qué eras antes de nacer?

¿Y si lo que nació tan solo fue la forma que describe el DNI?, ¿no es bien cierto que el oro existe “antes, durante y después”, de la forma que adopte en el molde de su temporal identidad?, ¿qué eras antes de nacer como persona o pequeña identidad?

¿Te has preguntado por qué dices “mi” mano, o “mi” cabeza, o “mi” cuerpo?, ¿por qué dices “mi” como cuando hablas de objetos, mi teléfono o mi casa? Tal vez porque reconoces que “no eres” esa parte, sino que “tienes” esa parte. Se diría que tu identidad “soy” no encaja en partes de tu cuerpo por eso no dices, “soy mano”. Y entonces, si no eres tu cuerpo,

¿Quién eres?

Y si seguimos adelante con el mismo razonamiento, ¿acaso crees que “eres” el que piensa, “ese” que a su vez, vive dentro de tu cabeza?, o siendo más sutiles, ¿acaso crees que eres tus pensamientos y sentimientos?, ¿crees que eres una especie de entidad “persona” que vive en tu cuerpo?, ¿te has preguntado, qué es la persona? La psicología afirma que la persona es un centro de identidad “ilusoria” que nace al poco tiempo de vida, y que está formado por el enlace continuo de pensamientos y memorias. Entonces, si tampoco eres la persona,

¿Quién eres?

Si no eres en realidad todo lo que puede ser observado, incluido el proceso interior de “tu cabeza”, proceso en el que se conforman las imágenes e interpretaciones de lo que tus sentidos perciben, ¿quién eres entonces?

Llegados a este punto de indagación conviene diferenciar entre sujeto observador y objeto observable. Tras descartar los muchos objetos que puedo observar y que no “soy” como lo puedan ser los mencionados mano, cuerpo, cabeza, procesos, pensamientos, alma… que resultan observables, ¿qué queda?, ¿quién es en realidad el sujeto primordial o “yo soy”?

En realidad, la pregunta ¿quién soy? ha sido una de las cuestiones fundamentales que la Humanidad a través de los siglos se ha formulado una y otra vez, dando lugar a profundos caminos de autodescubrimento. Puede afirmarse que el eje del desarrollo espiritual por excelencia, no está en el énfasis sobre la moral, ni en el ejercicio de una progresiva virtud, ni en el más allá de la muerte, ni en el conjunto de ritos para acceder a un plano de comunión con lo llamado: “Otro”.

El eje clave de la liberación espiritual ha sido siempre el descubrimiento de la identidad transpersonal, es decir identidad oceánica, infinita y supraconsciente, un descubrimiento que no acontece así como así, sino que sucede por comprensión. Una comprensión que conlleva en sí misma la vivencia de integración del otro en lo profundo del propio ser.

¿Y cómo podemos integrar a ese Otro? Se trata de una vivencia por la que traspasa los límites de la propia identidad, tan encapsulada como separada, y que alguna Gracia regala para experimentarse en comunión y totalidad.

Tal vez en este momento de cultura mercantilista, haya alguien que se pregunte ¿para qué sirve indagar sobre la propia identidad?

Hummm… pareciera que cualquier indagación existencial tiene hoy que convertirse en euros para justificar su atención. ¿Es que la comprensión, el amor a la verdad, y la belleza del descubrimiento, tienen que justificarse?, ¿o bien es que un tema así tan solo debe ser planteado por viejos románticos o enfermos graves que no pueden producir y consumir?

Y finalmente, ¿quién eres entonces?, ¿has alguna vez vislumbrado tu identidad esencial?, ¿intuyes tu verdadera identidad como un centro de percepción consciente?, ¿intuyes que eres algo que te resuena como “océano de consciencia e infinitud”, y que todo está dentro?, ¿sientes que eres Unidad que incluye la “otredad” que tus sentidos perciben ahí fuera?

¿Puedes ya decir desde la comprensión: “Yo soy tú”?

ETIQUETAS
RELATED POSTS
0 Comentarios
  1. ASYA

    17 enero, 2011

    Soy Luz manifestada a través de la materia tomando forma y jugando la partida que toca.

    Jugar aún sabiendo que el juego es efimero y cuando toque la campana habra que volver a clase y encontrar …. la puerta de entrada que casualmente solo es de salida.

    Más que preguntarse Quien soy???…o que soy???, quizás es ¿para qué soy?

    Gracias por compartir,

    Asya

  2. Patricia

    18 enero, 2011

    Gracias

  3. chicaluna

    21 enero, 2011

    Como yo soy un poco torpe, estoy matriculada indefinidamente en la “Escuela de la Naturaleza”. Me hicieron una buena oferta y la pillé sin dudar!!
    Me fascina en esta época seguir día a día el ciclo de los árboles: amarillean, sueltan sus hojas, aparentemente mueren, y ya mismo volverán a rebrotar magníficos y exultantes. ¡Qué sabios! ¡Qué bien saben quién son, y no se confunden con los apéndices cambiantes! ¿Imagináis la ridiculez de un árbol que en otoño se negara a soltar sus hojas o se agachase a recogerlas compulsivamente, pensando que en ellas está su Identidad? Sería cómico…
    Soltar, soltar, soltar… en el silencio, hacia el vacío y con plena presencia. Intuyo que la gran equivocación es creerme que mi Identidad se construye “añadiendo”, sin enterarme de que en verdad, mi Identidad se desvela soltando… Es como hacer limpieza en un desván atiborrado de chismes para encontrar la perla magnífica que esconde.
    ¡Quiero ser como los árboles!

  4. ruth

    21 enero, 2011

    Yo soy al igual que todos energia, nos transformamos y evolucionamos o tomamos forma con la vida, no se lo que nos deparara la muerte pero me da que sera otra transformación.
    Un saludo a tod@s

  5. Cristina

    29 enero, 2011

    Construimos una imagen, una ilusión de quienes somos y pasamos la vida en un afán de perfeccionismo y voluntarismo para hacer que esa falsa identidad se haga realidad. Justificamos lo injustificable, con argumentos de lo más variopinto y creativos, culpamos a los demás y a la vida de nuestro infortunio, y manipulamos las emociones para hacer que todo se adapta a lo que creemos que somos.
    Un día te sientes solo, aislado. Conectas con la culpa, la vergüenza, el vacío y la distancia que te separa de los demás. Alguien te muestra todo esto, es alguien con quien te enfadas o te encolerizas. Si en ese momento vas más allá, comprendes que todo eso es parte de ti y si profundizas, atraviesas la bruma, te encuentras y desaparece la necesidad de la ilusión, la tensión se afloja y entonces estás aquí y ahora, en la Luz, en el momento presente, donde lo que es es y eso está más que bien.
    Yo soy Tú y agradezco de corazón a todos los que a diario me recuerdan quien soy, en lo mejor y lo peor de mí, porque me ayudan a Ser, me traen de nuevo a casa.

  6. Yo Soy Uno con el Todo

    31 enero, 2011

    Y finalmente, ¿quién eres entonces?: «Yo Soy Uno con el Todo»

    ¿has alguna vez vislumbrado tu identidad esencial?: «»No vislunbro ninguna identidad porque Yo Soy Uno con el Todo»

    ¿intuyes tu verdadera identidad como un centro de percepción consciente?: «Repito que no intuyo ninguna identidad ni puedo ser como un centro de percepción porque Yo Soy Uno con el Todo»

    ¿intuyes que eres algo que te resuena como “océano de consciencia e infinitud”, y que todo está dentro?: «No hay dentro ni fuera porque con el Todo Yo Soy»

    ¿sientes que eres Unidad que incluye la “otredad” que tus sentidos perciben ahí fuera?: «Me siento en la Unidad sin otredad. Para la percepción, comprensión y observación no me sirven los sentidos»

    ¿Puedes ya decir desde la comprensión: “Yo soy tú”?: «No. Sólo puedo decir Yo Soy Uno con el Todo y por lo tanto Soy Tú, Soy el Árbol, Soy la Estrella, Soy la Nada, Soy el Todo»

  7. Caty

    19 febrero, 2011

    Pienso que soy una pequeña vasija que contiene parte del todo.
    Pienso que soy como un arbol o un pájaro.Con la misma esencia divina.Con formas distintas.
    Cuando miro detenidamente un árbol,no observo diferencia ,si permanezco en silencio mental.
    Con el aprendo de la vida.Su corteza que encierra su sabia mnutrida de la madre tierra,su energía de vida .Ssus hojas a merced del tiempo,erguidas al cielo,sus frutos,su misión…
    Cuando caen sus hojas en invierno,creo que es cuando más luz solar dejan pasar a la tierra.Como en mis días de tristezas se genera más luz en mi alma.
    Eso,una vasija con un contenido divino,un trocito de Dios en una forma.Com tú,como todos ;formas con esencia divina sujeta a las leyes Universales y no humanas.
    Por cierto,E. Tolle y W.Dyer cuentan entre mis favoritos.
    Gracias «Aquí y ahora.Totalmente despierta»

  8. SORAYA

    4 marzo, 2011

    siempre he sentido que soy amor sólo amor , ni razon ni pensamiento y es ahora que me rindo a esa realidad , durante años obstaculice mi proceso interiorzando , buscando modelos , personajes a través de los cuales vivir y enfrentarme a est emundo .No lo haces bien me decina tus reacciones tu excesiva confianza en lso otros te traerá la ruina , interiorize todo eso y enferme , mi alma y mi cuerpo enfermaron .
    Gracias al universo tome conciencia no hace mucho y por fin me permito ser amor sin miedo , sin dudas , sin ciriticas , sin personajes , fluyendo

JOSÉ MARÍA DORIA

Presidente-Fundador de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal y la Fundación para la Educación y el Desarrollo Transpersonal.

Suscríbete
¡Recibe los últimos artículos de mi blog en tu email!
Archivos
VISITA MI FACEBOOK
PÁGINAS AMIGAS