Claves de amor y relaciones. Sexo tántrico. Energía sexual consciente.
Claves de Amor y Relaciones

Tantra de andar por casa

Por el 23 septiembre, 2013

Mi pareja y yo, hemos leído algunos libros sobre “Tantra” y realmente nos interesa practicar el tema, pero cuando tratamos de aplicar, acabamos claudicando y volvemos a lo de siempre.

Conforme se indaga en el llamado Tantra, es frecuente sospechar que aunque vivimos en una Humanidad capaz de viajar por el espacio, y controlar a “tiempo real” lo que sucede en cualquier rincón del planeta, sin embargo, no hemos asumido el poder despertador de la energía sexual cuando es practicado con plena consciencia.

En realidad muchas personas se reconocen no disponiendo de otra opción que la de activar ansiosamente la excitación orgásmica con la que habitualmente se estremecen con sus parejas. Y lo curioso de esto es que según las estadísticas el nada despreciable 83% de las mujeres occidentales, afirma haber fingido orgasmos para estimular y terminar el rito que a los varones satisface y relaja. Se trata al parecer de una muy común obra teatral que tranquiliza a un hombre que muy a menudo no tiene otro horizonte que trazar la cruzada de la pura testosterona.

¿Qué es el Tantra?

Se habla mucho de Tantra, por lo que antes de seguir utilizando este término, convendrá saber algo acerca del mismo. Y según Daniel Odier:

El Tantra Shivaita de Cachemira nacido hace siete mil años, es un movimiento místico, científico y artístico de la cultura dravidiana. Se trata de una antigua filosofía que abarca la totalidad de las potencialidades humanas y concede un lugar de privilegio al adepto que se compromete en el camino del conocimiento. Los dravidianos, eran un pueblo de mar que se extendió por el valle del Indo, Pakistan, el Mar Rojo y el Mediterráneo. Actualmente se le reconoce al Tantra haber unido en una de sus múltiples vías, la práctica sexual y el despertar de la conciencia.

Así pues, lo que conocemos actualmente como “sexo tántrico”, es decir el que sale en la TV y se divulga con recetas rápidas, quizá no tenga tanto que ver con esta milenaria filosofía, aunque sean un punto de partida. En realidad el despertar de la energía sexual consciente bien es sabido que representa una vía hacia el auto conocimiento y la expansión de consciencia.

Pues bien, siendo consciente de la gran ligereza que supone hablar del tema como a continuación se expone, pero tratando de provocar propuestas, convendrá tener en cuenta que lo primero que se precisa en la práctica de la sexualidad consciente es el mantener en todo momento un alto grado de atención y presencia.

Un grado de presencia que desactive la automatización y la repetitiva persecución de la meta orgásmica. Algo tan creativo como el hecho de dejarse sentir para desde ahí accionar en lo que suceda. Todo un camino por el que dejar de lado los guiones anticipativos de la mente pensante, y dejarse fluir desde la inteligencia corporal y cardíaca.

La sexualidad consciente trata de mantener un estado de atención por el que soltar evaluaciones y memorias proyectadas. En realidad el hecho de mantenerse presente, supone escuchar las corrientes corporales que instante a instante, brotan en cada ahora.

Conviene asimismo asumir durante tal práctica una apuesta por el destensamiento y el consiguiente aflojamiento de todo músculo de nuestra realidad física. En este caso, conviene discernir que la tensión de la clásica “excitación sexual” corresponde a un nivel superficial de estímulos, un nivel en el que se ven eclipsadas las corrientes que circulan en una esfera más profunda. Para expresar lo dicho en metáfora, podemos imaginar que la habitual excitación se comporta como las olas de la superficie marina, es decir, olas que aunque turbulentas enturbian la percepción de las corrientes más hondas.

Desde una perspectiva sutil se trata de vaciarse de objetivos y permitir que se descentralice la genitalidad en expansiva aventura. Es decir, un camino que sobrepasa el “modo excitación”, al tiempo que neutraliza los circuitos de aquellos psicocuerpos que tan a menudo buscan tan sólo descargas adictivas.

En este contexto sexual, el varón conforme descubre la fuerza serena que se afina y vigoriza, considera la eyaculación como innecesaria. Si esta sucede sin fustigar, bienvenida será siempre su llegada. En realidad dicha práctica se desenvuelve en un contexto que evoca templanza, y en el que la eyaculación no resuelve ni apacigua fuegos, porque no hay exceso ni necesidad acuciante de llegada. Conviene señalar asimismo que en el caso de la mujer y dada su natural multiorgasmia, son bienvenidas cuantas “cumbres” broten, así como el estadio meseta.

En la práctica sexual tántrica no se trabaja el deporte placentero de fricción, sino que por el contrario se respira despejado el erotismo circulante, desde el corazón y la atención plena.

En realidad el juego de las caricias sentidas y la profundidad que ofrecen los paisajes de las pupilas, abren un espacio de ternura y pasión que expanden la energía raíz al plexo cardíaco, así como al entrecejo y a la corona. En tales momentos se trata de soltar el control y respirar con plena consciencia observando el sentir que el juego de la naturaleza genera. Son momentos de escuchar al cuerpo y recrearse con lo que sucede desde la fuente cardíaca.

¿Acaso es todo esto posible de mantener en la vida cotidiana?

Investigar es gratis. Sostener y profundizar para descubrir nuevas avenidas ya es otra cosa. No obstante para facilitar el descubrir, convendrá tener en cuenta otro punto:

La energía sigue al enfoque de la conciencia.

Es decir que allí donde miremos con los ojos de dentro, allí estará nuestra energía. Sucederá entonces que al respirarse con consciencia, los amantes recrean el “no hacer”, y se permiten fluir desde “otra inteligencia” como fuente de ternura y empatía. En estas condiciones el anhelo de bien y la compasión del corazón se extiende más allá de la pareja, y envuelve a todo ser vivo de la naturaleza.

Desde esta perspectiva el centro cardíaco será el que durante todo el encuentro tenga el timón de la travesía. Bien sabemos que el corazón, según la modernas neurociencias, es todo un cerebro que también tiene neuronas. Un aspecto que lo convierte es un centro inteligente que sabe, siente y responde, sin contar con el cerebro y por cuenta propia. ¿Quien no ha sentido alguna vez las llamadas corazonadas?

La cabeza construye el puente pero es el corazón el que lo cruza.
Nisargadatta.

 Y así como en la práctica meditativa cuando el sujeto se da cuenta que se ha despistado, vuelve una y otra vez al “ahora”, de la misma forma en la práctica sexual cuando la mente sabotea, se vuelve al enfoque una y otra de la fuente cardíaca. Una decisión de “volver a casa“ que aunque parezca irrelevante puede asegurarse que tiene consecuencias inmediatas. A partir de esta toma de conciencia es el cerebro del corazón el que se hace cargo de esta travesía sagrada.

¿Qué papel juega el puro placer en esta propuesta?

El placer en su medida y enriquecido por la consciencia, es una fuente de poder regenerador y curativo para las células. En realidad, una “ducha de placer” bien gestionada es una medicina para el cuerpo y un alimento para el alma. Es decir, una medicina que despliega gratitud por abrir el pasadizo secreto hacia la comunión con la vida.

El Tantra conlleva una “práctica sexual fría”, es decir, la que se enfoca en la distensión que cuestiona la cultura del sexo ansioso, cuyo al que considera que no une tanto a la pareja como aparenta.

Como seres humanos evolucionamos hacia un proceso de integración “cuerpo, mente, espíritu”. Un proceso que trascendiendo e integrando el impulso de las hormonas se manifiesta como “tres en uno” en consciencia expandida.

ETIQUETAS
RELATED POSTS
2 Comentarios
  1. Vanesa

    10 julio, 2016

    Hola, me ha sorprendido mucho tu punto de vista y como hablas de la «filosofía tantra». A mi me interesa mucho conocer y aprender ya que me estoy iniciando en ello.
    Un saludo y suerte con el blog, parece muy interesante y seguiré leyéndote

Comments are closed.

JOSÉ MARÍA DORIA

Presidente-Fundador de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal y la Fundación para la Educación y el Desarrollo Transpersonal.

Suscríbete
¡Recibe los últimos artículos de mi blog en tu email!
Archivos
VISITA MI FACEBOOK
PÁGINAS AMIGAS